Una soberana mierda

Cartagena, Plaza de San Francisco. Domingo 17 de julio de 2016. Dos flamencos cualesquiera. Hora de la siesta, 35 grados de temperatura, una copa de coñac y una conversación sobre La Mar de Músicas. Como no podía ser de otra manera durante estos días en la ciudad portuaria…

  • ¿Conoces al Niño de Elche? Es el que viene hoy al festival ese de las músicas del mundo. Me dijeron que canta pa morirse pero que ahora está más pendiente de otras cosas que del cante.
  • Sí, eso he oído, ha participado en el Cante de las Minas, en Lo Ferro y por aquí también ha venido varias veces, pero hace tiempo. Dicen que tiene un quejío mu profundo pero que ahora tiene el flamenco abandonao y que hace cosas raras. Una soberana mierda toas esas músicas que se inventan ahora, cojones.
  • Pos si…donde se ponga Antonio Piñana o El Rampa que se quite tó…
  • Eso digo yo, donde se ponga lo nuestro que se quite tó ¿Otra copita?
  • Enga, vamos a por ella…

Cartagena, Auditorio El Batel.  Domingo 17 de julio de 2016. 21:30 horas. Un auditorio lleno y centenas de conversaciones sobre Niño de Elche, como no podía ser de otra manera.

DSC_4922

Voces del extremo y expectativas, muchas expectativas había generado Niño de Elche con su concierto dentro de la programación de La Mar de Músicas en el verano cartagenero. No obstante fue Premio Ruido 2015, mejor disco nacional para la prensa musical especializada. Y no, no decepcionó a nadie, quizá a esa rama ortodoxa que esperaba ver, escuchar, al otrora cantaor flamenco, hoy ocupado recorriendo otras vereas…

DSC_4979

Arrancó Francisco Contreras íntimo y dramático, dolorido, acongojando la Sala B de El Batel con la amplia amalgama de sonidos que emergen de su garganta flamenca. Impacta y genera inseguridad en quien lo escucha ¿Qué va a pasar ahora? ¿Me gusta? ¿No me gusta? Te hace dudar, que no es poco. Y no solo por los temas que trata, su propuesta musical no deja indiferente a nadie.

DSC_4965

Pronto comienza a entender el espectador la importancia del día a día, del minuto a minuto para Niño de Elche a través de su poesía de la conciencia crítica que subyace en Voces del extremo, en su vida. Las Pantojas, los mercados o la injusticia social son tratados de forma crítica y profunda por Contreras quien adoptó el nombre de Niño de Elche hace unos años aquí, en Cartagena, de la mano de otro flamenco y otro Francisco Contreras El Bongui.

DSC_5004

Brutal su cante en Corro Palestino trayendo a las cómodas butacas del auditorio el drama de un niño palestino, su lamento, sus miserias. Y sigues pensando, te genera más dudas. Reflexión o disfrute. Sensaciones encontradas ante, de nuevo una voz privilegiada y empeñada en asombrarnos, una mente fuera de los círculos convencionales de pensamiento y un acompañamiento musical transgresor en la guitarra de Raúl Cantizano y demás compañeros de la banda.

DSC_4960

Nadie, yo también creo que no somos nadie, Miénteme y ¡Qué os follen! para finalizar esta noche atípica y utópica. Como, de nuevo, no podía ser de otra manera Niño de Elche se acordó de los flamencos de la tierra y cerró la noche por bulerías, La familia: Niño o niña, toma una salida, sal del sendero…y quizá alguna o alguno de los que en la noche del domingo acompañaron a estas Voces del Extremo se decidan también a buscar nuevos senderos…

Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Sáez.

, ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es