Un 2019 muy flamenco

 Se va 2019 y con él miles de momentos flamencos. A pocas horas de cerrar este año que ya es viejo, es momento de echar la vista atrás y recordar los pasados 365 días en los que “Al aire y a compás” ha tratado de difundir y contarles lo acontecido en el flamenco de la Región de Murcia, pero, sobre todo, hemos intentado disfrutar a tope de este arte centenario. Tras haber vivido muchos recitales y escrito muchas reseñas, este sabor nos queda, así hemos vivido nuestro 2019 flamenco…

Comenzó el año con importantes novedades como el anuncio de la salida al mercado del nuevo disco de Rocío Márquez, Visto en el Jueves en el que dio vida y un aire nuevo a cantes y canciones tradicionales con su exquisita forma de ver el flamenco. Además, se anunció la vuelta a los escenarios de Ketama, un retorno aplaudido por todos, aunque más por los nostálgicos que por la crítica flamenca, pero que sin duda tuvo “su aquel“. Con los primeros pasos de enero se presentó la valiente programación de la XXVI Cumbre Flamenca Murcia y el Festival de Lo Ferro adelantó en FITUR la que ha sido su 40ª edición. Pero si para nosotros fue especial este primer mes del año fue por el recital que Matías LópezEl Mati ofreció junto a David Caro en El Malacate Flamenco. Una joyita…

Febrero fue sin duda el mes de la Cumbre Flamenca Murcia, evento más que consolidado en el círculo flamenco regional y que, como anunciábamos, fue osado en su propuesta: cante, toque e instrumentista y baile de la tierra, con Rosario la Tremendita y TomasitoRemedios Amaya junto a El Pele y Antonio AyalaEl Rampa” junto a Rosendo Fernández y Nadia Márquez conformaron un cartel apto para todos los latidos flamencos. Nos quedamos con la propuesta que ofrecieron Carmen Coy, Cynthia Cano, Nadia Márquez y Maise Márquez en el espectáculo Tacones cercanos, de nombre obvio pero con profundidad y energía en sus formas bailaoras.

La jovencísima Claudia la Debla nos enamoró con su baile en la gala del mes de marzo de “El Malacate Flamenco“. Granada en estado puro titulamos en aquella ocasión y es que Claudia con solo trece años es raza y fuerza, pasión y energía, Granada en estado puro, vamos. El “No estamos locos Tour 2019” arribó a la ciudad del Segura en las estribaciones del mes. Ketama ofreció su inolvidable repertorio en el Parque de Fofó y lejos de ser una payasada ofrecieron un show serio aunque con algunas lógicas lagunas y falta de ritmo de quien dejó aparcada aquella bonita historia hace catorce años. Un notable para ellos.

Saetas y más saetas en abril aunque a nosotros lo que más nos llenó fue el homenaje flamenco que Lo Ferro se pegó en Cádiz, ciudad a la que ofreció su Medalla de Oro y donde se presentó la 40ª edición del festival ferreño. El Auditorio Maestro Padilla de Almería rebosó arte y el baile eléctrico de El Farru, el Carpeta e Inés de Inés para ayudar a ese precioso proyecto flamenco y difusor de cultura de la ciudad andaluza, la Asociación “La Guajira” ubicada en el barrio de la Almedina.

Y cuando “están los campos en flor” quedamos unos días en barbecho, analizando las interesantes programaciones de los festivales de Lo Ferro y el Cante de las Minas y descansando un poquito de cara al duro verano que nos esperaba. Verano que comenzó en junio con las I Jornadas Culturales “Lorquí Flamenco organizadas por la Cueva Flamenca y que vinieron a completar el esplendoroso panorama flamenco regional. Sobresaliente para los ilorcitanos. Al alimón, dio comienzo la lucha por el “Melón de Oro” 2019 con la disputa de sus pruebas selectivas y que dieron como resultado nueve finalistas. Por supuesto que la Peña Flamenca de Cartagena “Antonio Piñana” y Murcia Flamenca continuaron con su noble tarea de trabajar por el flamenco aunque nosotros no las visitásemos por razones ajenas a nuestra voluntad ¡Ponednos falta!

En los primeros compases del verano buscamos aire fresco y para ello nos escapamos a la Caña Flamenca de Motril, evento que lleva al verano granadino primeros espadas del flamenco. Allí nos citamos con Álvaro MartineteRancapino Chico y Alba Heredia en una apacible noche de cultura y enjundia. Para esas fechas ya se conocían los nombres de los nueve artistas seleccionados para el concurso de cante del Festival de Lo Ferro cuya vencedora fue Anabel de Vico quien se alzó con el “Melón de Oro” 2019. La 40ª edición del evento ferreño volvió a recibir miles de visitantes para escuchar al maestro Fosforito como pregonero, y a artistas de la talla de Pitingo, Jesús Méndez, David Palomar, Samuel Serrano o María Mezcle, entre otros. Cuarenta años de flamenco, casi na

Agosto fue tiempo de Cante de las Minas, pero también de Flamenco On Fire. El Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión coronó a Matías López “El Mati, con quien comenzamos nuestro año flamenco, con la Lámpara MInera y lo hizo en una gran final en la que se impuso a El Perrete. En las galas previas destacó por encima de todos un cantaor que en estos momentos está tocado por la varita: Pedro El Granaíno, acompañado por Antonio de Patrocinio. Pedazo de recital el suyo aunque el de despedida que ofreció El Cabrero en la Catedral del Cante no le fue a la zaga. Alba HerediaFarruquito, El Pele o José Mercé completaron un cartel con el que La Unión se reconcilió con su festival.

Y de La Unión a Pamplona. Nos aventurábamos por vez primera en el Festival Flamenco On Fire y si nadie lo remedia seremos fijos en el evento navarro. Un pedazo de ciudad con un pedazo de cartel y un nivelazo. ¡Qué gozada aquellos días y qué cansancio! Flamenco non stop que diría un anglosajón y un sinvivir flamenco que diría, que dice, un murciano. Flamenco desde la mañana hasta cuando el cuerpo aguantara o aguantase. El nuestro aguantó lo suyo y pudimos disfrutar de Mercé y Tomatito, Rocío Molina o Rocío Márquez con Jorge Drexler además de María Terremoto, El Farru, Juan de Juan, María José Llergo y un largo etcétera de artistazos (en Pamplona todo acaba en “azo”). Una experiencia para vivir.

Un proyecto del que esta casa es parte, la Semana Flamenca de Alhama, llegó a su IV edición y como han (hemos) ido haciendo en las tres anteriores la combinación de juventud y veteranía, sobriedad y fiesta, educación y solidaridad, volvió a dar resultados. Mayte Martín, que fue la cabeza de cartel, dio un recital antológico y cargado de esa sensibilidad de la que es dueña. Claudia la Debla, Paquito Sánchez, Faustino Fernández y Hortensia Laencina, David Andreu, Bastián Contreras y Onésimo Hernández fueron también protagonistas del evento alhameño que tuvo dos momentos muy especiales: “De Alhama, jóvenes y flamencas” a cargo de un grupo de jóvenes bailaoras de la localidad dirigidas por el maestro Juan Ogalla ¡Gracias Juan! y “Candela en los zaguanes” en la que el flamenco teatralizado recorrió las calles de Alhama.

Y como los cuarenta años no se celebran todos los días, la Peña Flamenca “Melón de Oro de Lo Ferro continuó dando rienda suelta al flamenco, el mes de octubre contó con el cante de Antonio Haya “El Jaro, premio “Molino de Lo Ferro” en 2017. A finales de octubre visitamos la coqueta Escuela del Vino de Cehegín para disfrutar de los caldos de la tierra y la música a medio camino entre el flamenco y el jazz de “Un trío de altura” encabezado por el guitarrista cartagenero José Antonio Aarnaoutse. Además, la Fundación CajaMurcia programó un arriesgado y necesario Ciclo de Flamenco Contemporáneo en el que se dio una vuelta de tuerca a este arte centenario.

Y en nuestro afán de abrir fronteras, visitamos Granada para asistir a la presentación del nuevo disco de Alicia Morales, “La Novia de Cristal” y el Palacio de Congresos de la ciudad nazarí fue una fiesta. En Lorca, José Antonio Romero “El Perrito se alzó con el Sol de Oro. La Asociación Cultural “El Malacate Flamenco presentó en su gala de noviembre la unión de tres apellidos ilustres para flamenco de la Región de Murcia y la Ciudad Alucinante: Bernal, Fernández y Piñana juntos sobre un escenario. El mes lo finalizamos en Alicante junto al maestro Dorantes en ese recital cargado de emoción y jondura que ofreció en el marco del Festival Flamenco Mediterráneo de la ciudad de la luz y que no para de crecer y ofrecer cosas bonitas ¡Larga  vida al Flamenco Mediterráneo!

Lela Soto puso el arte en la ya clásica “Garbanzá” con la que se da comienzo al mes de diciembre en El Malacate Flamenco, y aunque no pudimos asistir, nuestro compañero Ibán escribió para nosotros por primera vez lo que allí aconteció: “Al compás de los garbanzos”. El flamenco murciano con el cante de Paquito Sánchez y Bastián Contreras, el toque de El Torero y Faustino Fernández y el baile de Mercedes Carrillo y Lorena Jiménez supuso un digno broche al 40º aniversario del Festival de Lo Ferro. Tierra que se reivindicó de nuevo en la Zambomba Flamenca que organizó la Cueva Flamenca de Lorquí a cargo de la recién creada Zambomba Flamenca Murcia.

El año flamenco lo cerramos en Madrid con el espectáculo Piraña & Friends en el Café Berlín. El mítico local madrileño abrió sus puertas a uno de los percusionistas más grandes del momento: Israel Suárez, Piraña, estandarte de una saga que comenzó con el gran Porrina de Badajoz y percusionista de Paco de Lucía. El hijo de Ramón el Portugués se rodeó de grandes músicos y compañeros para ofrecer una noche cargada de magia en la que el flamenco jugueteó con el jazz y los ritmos latinos. Sabu Porrina, Juan José Suárez “Paquete”, Josemi Carmona, Javier Gutiérrez Massó “Caramelo de Cuba” y Saúl Quirós, entre otros, le dieron la vuelta al Berlín y nos dejaron un dulce sabor de boca y sobre todo ganas de más…

Y decimos ganas de más, porque prometemos ofrecerles más flamenco en este incipiente 2020. Gracias por acompañarnos, por leernos y por estar ahí. Gracias de nuevo y feliz y próspero año nuevo.

Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: Alejandro Serrano Sánchez, José Miguel Cerezo Sáez, Jesús Amat y Gabriel Maldonado.

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es