Remedios Reyes, con cante y baile, bordó su éxito en "El Taranto"

 Se descalzó de sus relucientes zapatos de tacón altísimo y se dispuso a culminar el recital con una fiesta por bulerías. Cuatro artistas en el escenario: Remedios Reyes, su guitarrista Curro Montoya y Juan Ramón Reyes y Cepa Núñez de palmeros. El público entendido, acostumbrado a anticipar la presencia del «duende» flamenco, en silencio expectante.

Remedios Reyes_01_Fotografía_Jesús Amat

Remedios, que ha recorrido medio mundo bailando en compañías de prestigio, saca su genio de bailaora para combinarlo con el de cantaora, la nueva faceta artística que emprendió hace tres años. Canta y baila, por bulerías, mientras el joven Curro saca sus mejores sones jerezanos y su hermano Juan Ramón y Cepa Núñez le tocan las palmas como como si, de pronto, nos hubiéramos trasladado a la Feria de Jerez, por poner un ejemplo que me acerca recuerdos muy gratos.

Remedios Reyes_03_Fotografía_Jesús Amat

El baile de la chiclanera nos emociona por su autenticidad, sin academicismos de serie, con un contoneo corporal y un juego de brazos y manos que enlaza con la tradición racial en un entorno familiar. Remedios, cantó y bailó por bulerías entregando el alma y bien acompañada por la guitarra y las palmas. Y, no por casualidad, se produjo la siempre deseada conexión entre artista y espectador. En los aljibes de El Taranto había fiesta flamenca de la que disfrutaban todos, los intérpretes y el público.

Remedios Reyes_02_Fotografía_Jesús Amat

Y así concluyó el recital, con una fiesta por bulerías. La doble condición de cantaora y bailora que posee Remedios Reyes es una gran ventaja para ganarse a los públicos. Terminar de esa manera una actuación es la guinda de un pastel que, por otra parte, es bien dulce y de buen sabor flamenco. Hermana de Antonio Reyes, una de las grandes y jóvenes figuras del cante en la actualidad, ha bebido el arte flamenco en el ámbito familiar con antecesores tan destacados como Roque Montoya Jarrito, en la rama materna, y José Cortés Pansequito, en la paterna. Aunque en el ambiente familiar cultivaba el cante y el baile, comenzó profesionalmente como bailaora, actuando en las compañías de Sara Baras y Manuel Morao. Hace tres años, pudo más su afición al cante, y decidió dar un giro decisivo en su carrera artística.

Remedios Reyes_04_Fotografía_Jesús Amat

Su presentación en una «plaza» de primera, como son los aljibes de El Taranto, la pasó con muy buena nota. Todo lo que canta suena muy flamenco, su sentido del compás lo tiene de nacimiento y demostró valentía en los momentos precisos. Tan solo en algunos momentos, la potencia del toque de Curro Montoya y las palmas de Juan Ramón y Cepa escondieron su voz. Creo que su actuación se verá facilitada en escenarios con amplificadores. Cantó muy bien por alegrías, soleá, tangos, tarantos, y fandangos y terminó con una fiesta por bulerías para romperse la camisa.

Texto: Miguel H. Pérez

Fotografía: Jesús Amat

, , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es