Pedro El Granaíno llena de luz el interior de la tierra

 Una larga galería de menos de dos metros de altura recibe al visitante como viaducto de acceso a otro mundo. En esos primeros pasos hacia el interior de la tierra, uno comienza a verse acosado por sensaciones extrañas, olores distintos y una curiosidad infinita. Al final de ese trayecto, rodeado de piedra y arena, nos hemos trasladado a un lugar singular. Piensas quién horadó esas paredes rocosas, quien regó ese agreste suelo con el sudor de su frente, quién inhaló la sílice de ese ambiente y comienzas a entender muchas cosas. Estás en la Mina Agrupa Vicenta y vas a escuchar flamenco de la mano de dos grandes: Pedro El Granaino y Patrocinio Hijo quienes aguardan en ese lugar mítico donde este arte adquiere otro sentido…

DSC_1764

La Asociación Cultural El Malacate Flamenco ofreció el pasado viernes 26 de mayo un regalo a sus socios en un marco incomparable, que, aleado con la flamencura de los artistas invitados, agrandaron la historia de esta catedral natural de La Unión. Tras la presentación del acto a cargo del flamencólogo y presidente de El Malacate, Paco Paredes, aparecieron El Granaíno y Patrocinio Hijo sobre las tablas de la Agrupa Vicenta.

DSC_1837

Sobria arrancó la velada.  Soleá a fuego lento, macerada y lanzada al cielo de la mina con dolor y jondura para comenzar a estremecernos. Alcalá, Cádiz, la Serneta…un recorrido por este cante grande para abrirnos los poros y las ganas de disfrutar. Tientos para acordarse de Camarón de la Isla, uno de sus referentes y al que pone voz en el espectáculo Eterno Camarón. Jugueteaban, al alimón, El Granaíno y Patrocinio Hijo, adquiriendo protagonismo cada uno de ellos de forma alternativa, derritiéndonos a su compás.

DSC_1941

Granaína y media rematada por abandolaos el siguiente palo con letras de este calibre…

Y no me la dejan ver,

enferma en la cama estaba,

y a mi me mata la pena,

porque de seguro yo se,

que al verme se pone buena.

Recordó por tangos el cantaor de Granada a Remedios Amaya y a su ilustre paisano, Enrique Morente, otra de sus fuentes, llenando de compás la Agrupa Vicenta. Por seguiriyas nos dejaron doloridos; Pedro con el lamento que emergía de su garganta y Patrocinio con ese toque rotundo, profundo y lleno de virtuosismo. Mas dolor, esta vez por Levante. Taranto, fandango minero y taranta. El eco del cantaor se hacía mas intenso en el marco de la mina unionense cuyas paredes, talladas a fuerza de pico y barreno, acogían estas letras estremecedoras.

DSC_1918

Se iba acercando el final de una velada de muchos quilates flamencos al abrigo de El Malacate. Nos llevaron a continuación por bulerías, mientras el público tomaba aire y tímidamente se iba al compás de los artistas, que de nuevo, recordaban a uno de los grandes genios del cante: Camarón de la Isla. Preciosa y veraz, a mas no poder, una de sus letras. Si nos olvidamos del corazón desnudamos el flamenco…

Dicen que para cantar hace falta afinación,

tener buenas facultades y tesitura de voz,

cuadricular el compás y cuidarse bien la voz.

y se olvidan de mentar que hace falta corazón.

DSC_1895

Fandangos para cerrar una noche memorable junto a Pedro El Granaíno quien acompañado por el toque, esta vez, sutil, de Patrocinio Hijo volvió a dejarnos con la boca abierta. Sensibilidad, gusto al cante, jondura. A palo seco terminó por entregarse el cantaor a los socios de El Malacate Flamenco quienes con una cerrada ovación despidieron a los artistas. Una noche que sin duda quedará para siempre en la memoria de los que un viernes de mayo de 2017 bajaron a las entrañas de la tierra a dejarse embrigar por dos grandes: Pedro El Granaíno y Patrocinio Hijo. Gracias.

Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Sáez.

, , , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es