Miguel Poveda emociona a La Unión

Ago
09
Paseó anoche Miguel Poveda León por la “Catedral del Cante” de La Unión todo su arte; desgarrador y delicado, potente y sentido, elegante y apasionado. Saldó así su particular cuenta pendiente con el público unionense, sacándose la espina que aún le sangraba tras su mermada actuación de la edición del año anterior en el FICM. Junto a él, agrandando aún más su figura, estuvieron Juan Gómez “Chicuelo” al toque, Paquito González a la percusión y el compás más jerezano en las palmas de Carlos Grilo y Miguel Londro, “casi na”.

Y lo hizo. Lo hizo “sobrao” en un recital Flamenco en el que demostró su arte, su flamencura, arrancando por Cantes de Levante con Minera y Levantica, jonda y serena. Prosiguiendo su viaje por la bahía de Cádiz por sus benditas Alegrías y por Cantiñas, con su sal y sus gentes rondando por el coliseo unionense. Se introdujo por cientos de recovecos, calles y patios de la Triana más vetusta recordando y reivindicando a sus más insignes habitantes como Manuel “el Titi” o Carmen “la del Titi”. Llevó a posteriori su compás a una Triana más reciente de la mano de Lole y Manuel donde “todo, todo es de color”. Y lo sigue siendo. Porque en un recital de Poveda florecen cientos de colores, de tonos y matices, por Tientos y Tangos, “sobraos de compás”, “sentíos” y agradecidos por el respetable. Recordó a su padre, murciano, de La Paca, arrancando la ovación más cerrada de la noche por Soleá, una Soleá que finalizó secando una lágrima de sus mejillas. Quiso Miguel Poveda dar más a su público, “al público de mi pueblo” y lo hizo desde la libertad que da el buen hacer, el buen cante, por Malagueñas y Abandolaos, por Fandangos “porque me apetece y es un cante que me gusta mucho” dijo el maestro Poveda. Se acordó de “Moraíto Chico” y de Paco de Lucía, vigilantes desde el cielo con los que se fué de “Borrachera” y cerró una noche mágica en la “Catedral del Cante” con los “Tres puñales” de Rafael de León que Marifé de Triana elevó a lo más grande. Agradeció una vez más a La Unión todo lo que ésta le ofrece en cada recital y el respeto mostrado en la elección de los cantes y “que no haya pedido nada fuera de guión”.

Enorme Poveda anoche en las tablas de la “Catedral del Cante” y ni rastro de la espina que el catalán tenía con el pueblo de la ciudad minera. ¡Viva La Unión! y ¡Viva Miguel Poveda!
, , ,

Deja un comentario

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es