Michel Camilo y Tomatito ponen "patas arriba" La Mar de Músicas

 ¡Qué nos gusta Cartagena y sus propuestas culturales! Ese Parque Torres rodeado de belleza provoca que lo que allí vivas se multiplique por cienes y cienes. El Mar Mediterráneo a la izquierda, el Teatro Romano a tus pies y claro, levitas. Mas alto llegas si frente a ti tienes a dos ¿genios? ¿maestros? ¿bestias? Bueno da igual. Mas alto llegas si frente a ti tienes a Michel Camilo y Tomatito dos músicos lejanos en su origen, pero cercanos en emociones y en ofrecer delicadeza. La Mar de Músicas lo hizo posible el pasado domingo, y yo, en aquel lugar mágico, tuve momentos en los que anduve paseando por las nubes.

DSC_2608

En realidad, esta crónica comenzó en el año 2000. Mi amigo José Manuel Cano me regaló SPAIN en aquel lejano veinticuatro cumpleaños. Lo que yo no sabía es que ese CD, que aún conservo y que me trajo momentos mágicos, tendría réplicas. Dos. SPAIN AGAIN y SPAIN FOREVER, y que juntos, con esos tres trabajos Camilo y el Tomate, la liarían como la liaron en el festival cartagenero.

DSC_2640

Es esta trilogía una oda a la historia de la música contemporánea y a sus grandes maestros. Piazzola el primero en salir a la palestra cartagenera. Con Libertango abrieron la noche y el cuerpo ya comenzó a removerse. Our Spanish love song la siguiente y mas gustazo para el Parque Torres. Regalo de Tomatito con A mi niño José. Son ambos fuego que avivan o amainan a su antojo. Crece Camilo y calla el Tomate, revienta el de Almería y sutil lo acompaña el dominicano. Brutal el paseo por sus tres Españas.

DSC_2651

Se detienen con el último de ellos, SPAIN FOREVER parando el tiempo con Agua e vinho de Gismonti, para volver a revolucionarnos con Armando´s rhumba de Chick CoreaNuages del belga Django Rheinhart y mas Piazzola con su Oblivion, para darnos un respiro y asomarnos por la barra a por un mini de cerveza, que en todos los trabajos se fuma, oigan.

DSC_2806

Ennio Morricone y Cinema Paradiso en sus manos. Mamma mía y ya buscaba cualquier mirada perdida para acurrucarme a su vera. Antes Tomatito, ahora Camilo, About you, y esa mirada que no aparecía. La que si surgió del escenario fue La Vacilona que nos despertó de ese letargo amoroso con la batalla entre los dedos y las miradas de uno y otro. Vertiginoso Michel, eléctrico Tomatito.

DSC_2625

La brisa mediterránea nos seguía regalando maravillas: Gnoissiene nº1 de Satie que me supo a sal y a pueblos blancos, a ganas de viajar sin prisas y perderme por carreteras lejanas, desconocidas. Y como todo lo bueno todo acaba, el concierto iba llegando a su fin. La Fiesta del maestro Corea y de nuevo alto voltaje en el escenario del Parque Torres. Éxtasis colectivo con Two much Love theme y Spain para quedarnos huérfanos de Camilo y Tomatito. ¡Un lujo haberlo vivido!

DSC_2764

Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Sáez.

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es