"Mi primera actuación flamenca"

 Siempre recordaré este día tan especial. Para mi, ha sido el sueño que siempre he querido hacer realidad. Desde muy niño ya escuchaba cantar a mi padre en Comuniones, fiestas, pueblos y hasta tenía sus propios espectáculos, creados en la Casa de Andalucía de Ibi junto a varios aficionados que formaban un show. Incluso yo llegué a formar parte de ello. Digamos que el flamenco lo llevo en los genes. Hasta incluso mi abuela por parte de padre cantaba muy bien por “La Niña de la Puebla”.

Tras visitar la exposición “Tientos – tantos” de Onésimo Hernández, se me quedó grabado cuando al salir de la misma, le dije a  Gabriel (uno de los organizadores) que los que cantaban el jueves 26 en la Semana Flamenca de Alhama eran mis compañeros en la escuela flamenca de Cartagena y él me respondió que si quería cantar con ellos. Automáticamente, y muy ilusionado, dije que si. Mi mente se disparó. Empecé a pensar muchas cosas en poco tiempo.

Una leve lluvia clara de ideas chispoteaba mi cabeza. Mis ojos se encendieron como dos luceros en la noche oscura. Sí, empecé a sentirme de otra manera, empecé a caminar de otra manera diferente y ya había notado algo dentro de mi cuerpo que me hacía sentir querido, importante: “Vas a hacer algo por lo cual la gente me iba a recordar“, me dije.

Todo esto era muy importante para mi, me iba a ser muy útil y me daba la oportunidad para ser algo en la vida. Era un gran logro seguir los pasos de mi padre así que lo primero que hice fue decir: “Gracias papá”. Cuando llegó el día y vi a los compañeros, los abracé con mucho gusto y ellos respondieron con agrado. Preguntaron por mi regreso, lo cual agradecí. No estaba nervioso, al contrario, estaba deseoso de salir y acoger una situación desconocida para mi con humildad.

Al cantar tenía energía y bueno no salió mal aunque reconozco que lo puedo mejorar y que tengo que familiarizarme con los micrófonos y practicar. Durante el segundo fandango me adelanté, pero escuché como las guitarras me decían: “No te preocupes que nosotros te cogemos” y en seguida me acoplé terminando bien.

El tiempo pasó muy rápido y me quedé con ganas de más aunque entendí que no era mi día, pero sí digo que el melón ya está empezado, y muy dulce por cierto. Así que agradezco el apoyo que he tenido y la fuerza que todos me han dado. Me han hecho sentir emociones y sentimientos positivos en poco tiempo que han marcado mi corazón y mi mente. Esta primera vez siempre la recordaré.

 

Crónica escrita por un usuario de la Comunidad Terapéutica Las Flotas de Alhama de Murcia tras participar como artista invitado en el fin de fiesta del espectáculo “Candela en los zaguanes” estrenado el jueves 26 de septiembre en el marco de la IV Semana Flamenca de Alhama.

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es