Mayte Martín derrite los pilares de la "Catedral del Cante"

 Por notable alto, rozando el sobresaliente, iría la calificación de este 57º Festival Internacional del Cante de las Minas si de las notas de un escolar habláramos. La gala de anoche 7 de agosto contribuyó a subir esa puntuación media y a dejar el listón muy alto para la última velada del certamen unionense que se celebra hoy día 8 con el espectáculo Aquel Silverio a cargo del Ballet Flamenco de Andalucía. La culpa la tuvieron dos mujeres: Mayte Martín y Argentina. Dos voces femeninas que, con formas y caminos distintos, removieron los puntales de la Catedral del Cante. Sensibilidad la primera, tronío la segunda. Y sonrisas al final de la noche.

DSC_6991

Se cumplían 30 años del triunfo de Mayte Martín en La Unión y lo celebró con un recital antológico, uno de esos que se deberían proyectar en los conservatorios y clases de cante, trimestre si y trimestre también. Desde la mas absoluta sobriedad y sencillez derritió la catalana los pilares de todo cuanto se movía en el antiguo Mercado Público. Emoción y belleza en cada uno de sus pasos aleado con una exhibición de conocimiento y buen gusto. Quizá me quede corto.

DSC_6947

Granaína y granaína y media evocando a Chacón para comenzar a templar la voz en su vuelta a las tablas unionenses. Y de Granada, la tierra soñada que escribiera Agustín Lara, al lugar donde alcanzó el sueño de la Lámpara Minera: el LevanteLa Unión. Cante desgarrado por minera y cartagenera grande de los firmes puntales que dijo emocionada y dedicó a Encarnación Fernández y su familia, recordando aquellos años de aprendizaje en la ciudad minera y cantaora. Nuestro siguiente cobijo fue una larga ronda de fandangos, como este de Macandé, con letras de esta profundidad:

Y su cara una belleza

su cuerpo era una escultura

pero el alma la tenía

negra como la corteza

de una embarcación perdía.

DSC_6971

Largo viaje por soleá para fundir las voluntades que aún andaban firmes. Más delicadeza y más emoción contenida en esa tanda eterna pero a la vez etérea y sutil por este cante básico. Y de la jondura por soleá a otra delicia. Esta vez cantiñas. Despacito, saboreando cada uno de los tercios en su juego con la guitarra de Salvador Gutiérrez. Cerró su insultante triunfo en el Cante de las Minas por bulerías. De nuevo otro paseo por letras eternas, parando el tiempo. Deteniendo el cante y arrebatándolo a su antojo para dejarnos erizados, sin aliento y con ganas de más con Compromiso.

Si eres vela, yo soy viento,

si eres cauce, yo soy río,

si eres llaga, yo lamento.

Unos minutos para recobrar la respiración y secar algunas lágrimas y de nuevo el flamenco volvió a recorrer la Catedral del Cante. Argentina tuvo la compleja tarea de actuar tras ese huracán de emociones llamado Mayte Martín. Lo hizo, como no podía ser de otra manera, fiel a su estilo. Rotundo su cante que ya desde los primeros tercios, por milonga, ocupó todo el espacio escénico unionense. Tientos tangos su siguiente estación. Arte y compás por arrobas por tangos con Los Mellis y José Suárez Torombo a un lado, con el toque certero de José Quevedo El Bolita al otro.

DSC_7039

Continuó ese ciclón vocal por serrana del maestro Pepe de la Matrona:

La nieve por tu casa pasa diciendo,

pasa diciendo, 

donde yo no hago falta no me entretengo,

no me entretengo.

Por soleá echamos de menos algunos tonos medios, que nos recogiesen de esa tormenta vocal que emanaba de su garganta. Continuaba, potente, dándolo todo. Esta vez por taranto, a solas con la sonanta de El Bolita de Jerez. Malagueña rematada con abandolaos y jabera para revolucionarnos, de nuevo, al compás de su cuadro. Por seguiriyas concluyó esta primera parte del recital en la que la potencia y la fuerza fueron el sello predominante.

DSC_7104

Por alegrías matizó su cante. Del metal de su garganta brotaba otra esencia, más melosa y pausada, que trajo otro aire a la Catedral del Cante. Continuó en esa línea por bulerías donde recordó, entre otros, a Lole y Manuel con varias de esas letras eternas. Cerró su actuación en La Unión por fandangos con el público rendido a sus pies y sumando sonrisas en su haber. Misión cumplida ante el 8.000 mil que Mayte Martín había dejado frente a ella.

En suma noche de cante grande para la 57ª edición del festival unionense que hoy martes 8 de agosto cierra sus galas con el espectáculo Aquel Silverio a cargo del Ballet Flamenco de Andalucía.

Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Sáez.

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es