"Mano a mano" en el homenaje a Josele

El Auditorio Municipal Maestro Padilla de Almería registró un lleno hasta la bandera, las entradas se habían agotado quince días antes, para ver el Encuentro Flamenco, comandado por José Fernández Tomatito, y que reunió a tres maestros del cante, cada uno en su estilo, como José Mercé, Miguel Poveda y Arcángel. Por si fuera poco, la terna se completaba con otro trío de talentos de las seis cuerdas, como el propio Tomatito, su hijo José del Tomate y Miguel Ángel Cortés. Todos ellos con la voluntad firme de ofrecer un caluroso homenaje a Josele, que sigue peleando con los efectos de una enfermedad que sin embargo no le impide seguir inculcando a los más pequeños del barrio de La Chanca y Pescadería el amor por el flamenco.

fin-de-fiesta_fotografia_jesus-amat

Una labor que fue reconocida al final de la velada con una metopa entregada por la concejala del Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, Ana Martínez Labella, con un Josele visiblemente emocionado y con todo el elenco de artistas y el público puesto en pie.

Arcángel fue el primero de los tres cantaores en aparecer en escena. Lo hizo acompañado de un guitarrista excepcional como Miguel Ángel Cortés, que se llevaría cálidas ovaciones en sus adornos en los distintos palos, en la generosidad del cantaor. Comenzó su actuación por malagueñas que adornaría al final con aires cordobeses de Priego con un guiño a Pericón de Cádiz y Pepe de la Matrona. El onubense demostró su timbre especial y sus cualidades armónicas en los quejíos propios del palo, así como un buen arte con el compás en los tangos y alegrías posteriores. Antes de finalizar no quiso marcharse del escenario sin hacer un bello repaso por el cante más propio de su tierra como son los fandangos.

arcangel_01_fotografia_jesus-amat

Miguel Poveda estuvo acompañado por Tomatito a la guitarra. Un hecho histórico puesto que el almeriense no ha tocado para un cantaor desde que lo hiciera con Camarón de la Isla hasta que se cansó de girar al viejo mundo. Poveda ofreció su cara más jonda comenzando con un cante de la tierra como la taranta del Morato y una posterior minera. Un alarde de capacidad pulmonar, pese al resfriado, en ‘quejíos’ sin fin que dieron fe de su gran estado de forma y de su sobrado control de la melodía. El artista catalán provocaría otra estampa para el recuerdo con la invitación a la guitarra de Miguel Ángel Cortés que con Tomatito ofrecerían unos bellos diálogos en una generosa tanda de tientos venidos arriba a tangos, que le valió para cerrar su actuación.

miguel-poveda_02_fotografia_jesus-amat

El encargado de poner el fin al Encuentro Flamenco sería el gaditano José Mercé, también acompañado al toque por Tomatito. Carismático como nexo de unión entre los grandes maestros del cante y la generación más aperturista de Poveda o Arcángel, Mercé ejerce en Almería como un hijo adoptivo más. Lejos de los grandes alardes vocales de hace unas décadas, José Mercé ha aprendido a convivir con su nueva tesitura haciendo gala de temple y manejo en las tonalidades. Así se mostró en las clásicas malagueñas de Enrique el Mellizo, que siempre emocionan en su solera añeja. Con un hilo vocal que parece que va a romperse pero que acaba recuperando en cada fraseo.

jose-merce_03_fotografia_jesus-amat

Tras ellas, llegó el momento de una soleás, breves pero mucho más intensas, en las que el de Jerez de la Frontera echaría el resto. Quedaba para concluir una tanda de bulerías en las que aparecieron en escena los otros dos cantaores. Mercé hizo un guiño a la fiesta flamenca navideña con el villancico del Gloria y otras variantes, tras las que se levantó para echarse un último baile, jaleado por el cante de Miguel Poveda. Ambos compartirían la despedida con Arcángel al micro y Tomatito, con la satisfacción del anfitrión, poniendo los últimos acordes para una noche inolvidable para la historia del flamenco en la ciudad de Almería.

Redacción: Diego Martínez.

Fotografía: Jesús Amat.

, , , , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es