La Peña El Taranto inaugura el curso premiando a Diego del Morao

«El acompañamiento de Diego del Morao, tocaor de culto para el gremio de la sonanta, merecería una crónica exclusiva. Se la debo«. Así terminaba mi crónica (Diario de Almería, 20 de mayo de 2016) dedicada al inolvidable recital del cantaor Antonio Reyes quien vino a los aljibes a recoger, por segundo año consecutivo el Trofeo Peña El Taranto. Esta es la ocasión pintiparada para cumplir mi palabra. Mas, antes de entrar en faena, me van a perdonar mis pacientes lectores una segunda autocita de la crónica ya referida: «El miércoles me acosté tarde porque tenía necesidad de soltar la tensión que me había generado el recital de Antonio Reyes (Chiclana, 1975), en esta ocasión acompañado a la guitarra por Diego del Morao (Jerez, 1978). Por cierto, si no lo han hecho ya, apunten también este nombre«.

diego-del-morao_01__jesus-amat

Los que, sin duda, habían tomado nota fueron los miembros del jurado que premian cada curso «a la mejor guitarra de acompañamiento«. Presididos por Rafael de Haro Carreño decidieron, por unanimidad» conceder el XII Trofeo El Taranto al guitarrista Diego Moreno Jiménez Diego del Morao por su acompañamiento al cantaor Antonio Reyes el 18 de mayo. El jurado valoró, y cito textualmente del acta, «la armonía entre el tradicional toque de acompañamiento con las innovaciones propias de la modernidad de la guitarra flamenca«. Y como es ya costumbre, la peña decana de Almería comenzó el viernes su curso flamenco con la entrega de este ya consolidado galardón que tiene la originalidad de premiar a los artistas que en los recitales de cante flamenco están en un segundo papel que, como en el cine, aportan un valor cierto, a veces decisivo, al conjunto final.

diego-del-morao_02__jesus-amat

El habitual protocolo de la entrega del premio contó, en esta ocasión, con un prólogo especial dedicado a la figura de Manuel Moreno Junquera Moraíto Chico, guitarrista genial fallecido en plena madurez artística y padre y maestro de Diego. El presidente de la peña, Rafael Morales, hizo entrega a Diego de una placa que recuerda el cariño y la admiración de los socios hacia un artista que actuó en los aljibes en muchísimas ocasiones, dejando una pléyade de desconsolados admiradores y amigos. A continuación, el jerezano recibió su trofeo que de alguna forma simboliza la continuidad de la imponente herencia guitarrística de Los Moraos.

lela-del-sordera_03__jesus-amat

Diego del Morao comenzó su actuación del pasado viernes, en solitario, por siguiriyas para seguir con un toque personal por tarantas con remate por bulerías. Concluyó su versión de concertista con unas monumentales bulerías como homenaje a su padre, con el acompañamiento, con el cajón acústico, de Luis Carrasco Perikín, músico, compositor e hijo de Niño Jero. Y el personal con los pelos como escarpias. Sin solución de continuidad se sumó a la fiesta jerezana Lela Soto Lela del Sordera, jovencísima cantaora hija de Vicente Soto y nieta del patriarca Manuel Soto Sordera. Lela había debutado en los aljibes, el 26 de febrero de este año, de la mano de su padre dejándonos la sensación cierta de que la casa de Los Sordera tenía la continuidad asegurada: «una bonita voz, plena de matices que sabe manejar con gusto y sabiduría flamenca«, escribí. Lela, a quien Diego había elegido para esta actuación especial para él, demostró que la mejora continua, que se le ha de exigir a una joven artista que quiere ser figura del flamenco, es una realidad. Cantó por malagueñas, bulerías por soleá («me voy a acordar de mi abuelo Manuel Soto«, nos dijo), tientos-tangos para concluir como «il faut» por bulerías. Estamos, si no ocurre algo extraño que no deseo, ante una nueva figura del flamenco. Eso sí, no siempre va a poder contar a su lado con el lujazo de guitarrista que tuvo la noche del viernes: su paisano Diego del Morao, quien la llevó en volandas.

Extraordinario acierto, si sirve de algo mi modesta opinión, del jurado de la Peña El Taranto. Diego del Morao es en este momento uno de los mejores guitarristas flamencos de acompañamiento (¿el mejor?). Se lo rifan las mayores figuras del cante y del baile y más que se lo van a rifar si él sigue por la senda emprendida de la enjundia flamenca, la innovación sólida y la sensatez. Y nosotros que lo disfrutemos.

Redacción: Miguel H. Pérez.

Fotografía: Jesús Amat.

, , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es