"Flamenco en libertad" se estrena en Murcia

 De La Unión a Londres, de la capital inglesa a Murcia. Viaje de ida y vuelta con visos de tener más paradas el de este Flamenco en libertad. Espectáculo nacido en esta tierra de la mano de un grupo de jóvenes flamencos que prosiguen en su empeño de hacerse un hueco en este noble y complejo mundo del arte. Sus nombres: Nicolás Pelegrín, Pablo Barrionuevo, Joaquín López Quini y David Galván. Voz, guitarras y violín para recordar y homenajear a los españoles deportados durante el nazismo y reivindicar esa palabra tan bonita y que últimamente anda herida por estos y otros lares: libertad.

NicoPeleg (1 de 1)-3

Martinete para comenzar con jondura en esta noche de flamenco reivindicativo. La voz de Nicolás Pelegrín se fundía con las notas del violín de David Galván y la velada prometía. Si hablamos de libertad y de libertad en el cante tenemos que hacerlo de Enrique Morente al que reivindican también desde Flamenco en libertad. Por el genio de Granada y su recuerdo prosiguió el espectáculo. El cante de Levante, profundo y sentido, fue la siguiente parada de Nico junto al toque del unionense Pablo Barrionuevo: «Tempranico me levanto como minerico bueno, tempranico me levanto y preparo mi barreno; mientras lo preparo canto y no pienso en lo que peno«.

NicoPeleg (1 de 1)-2

Más profundidad por soleá por bulerías con el cuarteto de músicos sobre el escenario y más recuerdo en este viaje por una terrible parte de la historia de la humanidad. Palabras nacidas en los campos de concentración nazis de la mano de deportados españoles volaban al aire del Aula de Cultura de  la Fundación CajaMurcia que, acertadamente, abrió sus puertas al arte y a la juventud murciana: «La llamo Murcia querida, a la huertana que yo quiero, la quiero de noche y día» en el quejío de Pelegrín. Por fandangos recuperamos el aliento para morir de nuevo por malagueñas.

NicoPeleg (1 de 1)-6

Dura letra llenas sentimiento al cante por malagueñas con el toque roto de Joaquín López Quini: «Mi lema era el vivir, ser el primero en llegar. Mi lema era el vivir, para los golpes evitar. Sin refugio y sin dormir y no morir al trabajar» y no menos duro, aunque llena de esperanza, la letra en el remate por fandangos abandolaos:  «Y por fin llegó el momento América salvadora, y por fin llegó el momento de este alma valedera, se acabó tú sufrimiento Republicano valiente«.

NicoPeleg (1 de 1)

Clamó de nuevo por la libertad y la fraternidad la voz de Nicolás Pelegrín con el escenario vacío y teñido a negro para volver al escenario los artistas y encarar el final del espectáculo. El maestro Morente volvió a estar presente, esta vez por tangos. Cerraron por bulerías con la voz y el grito roto, Acuérdate, invocándonos, a nosotros, a la sociedad para evitar más muertes estériles. Valientes Nico, Pablo, Joaquín y David. Valientes en el fondo y valientes en las formas. ¡Suerte flamencos!

Redacción y fotografía: Gabriel Maldonado.

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es