Engarzada en flamenco y libertad

 Un recital cargado de pureza, casta, pasión y algo más. Un viaje por los rincones del flamenco, lleno del mar de Cádiz que impregnó de sal el aire del Teatro Circo Apolo de El Algar y que luego navegó hasta la canción latinoamericana con la riqueza de sus letras y melodías. Una tarde donde se sintió arte y verdad: Encarna Anillo y Pituquete.

La gaditana y el chileno abrieron así la nueva temporada de El Malacate Flamenco, con una actuación en la que ampliaron horizontes. Rompiendo barreras y siempre buscando la comunión con su público, mostrando la naturaleza del artista y desvelando la realidad de su arte.

Comenzaron sin más por malagueñas:

“Por las trenzas de tu pelo

un canario se subía

y se paró en tu frente

y en tu boquita bebía

creyendo que era una fuente”

Por tierras marineras prosiguió con una soleá de Cádiz. Y sin abandonar la Tacita de Plata, acompañada por su hermano José Anillo, Premio del XXI Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, continuó, como no podía ser de otra manera, por alegrías.

Ya con tintes de carnaval, ofrecieron unos tanguillos de Manolo VargasCádiz, Ciudad de mi Alma“, una reivindicación a su tierra y a los grandes cantaores que ha dado a lo largo de su historia. Y de ahí hasta Sevilla, con las bulerías de la Niña de los Peines: canción del Olé.

Desde su juventud “La Gades” siempre ha estado rodeada de grandes flamencos, su talento para el cante nunca ha pasado inadvertido, bien acompañando a los Farruco, Belén Maya, Andrés Marín, Israel Galván o Concha Jareño, bien compartiendo escenarios con Terremoto, Carmen Linares, Duquende o la Niña de la Puebla. En ese ejercicio con el que entiende la libertad de la música, una ecléctica Encarna Anillo ofreció un anticipo de su nuevo trabajo discográfico “Nací Canción“:

“Yo soy como la serpiente que va mudando su piel

va quitando las espinas

para traerte la miel”

Nueva propuesta que cuenta con la producción de Farruquito y viene a completar sus anteriores álbumes “Barcas de Plata“, “Voz de agua. Voz de viento” y “Las Puertas de Gades[https://www.alaireyacompas.es/entrevistas/al-compas-encarna-anillo/]

Y en ese viaje por los rincones de la música y el respeto por el arte, como elogio al folclore latinoamericano, Encarna y Pituquete rindieron homenaje a Atahualpa Yupanqui interpretando el tema del cantautor argentino “A qué le llaman distancia“. Ampliando más el espectro musical continuaron con un vals peruano y rememoraron a otro de los maestros de la canción, Silvio Rodríguez con “Ojalá“.

De vuelta a la bahía, la tarde tocaba a su fin, no sin antes volver a desgarrar con unos tientos de Cádiz, rematados por tangos, con pinceladas de “La Perla“:

“A la Virgen del Rosario

velitas le he prometido

si hace que tú me quieras

como yo se lo he pedido”

Para finalizar se despidieron los hermanos Anillo y Pituquete por bulerías, dejando destellos para el recuerdo y algo más.

 

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es