Carmen Linares desborda la poesía de Miguel Hernández

El Teatro Circo Price de Madrid acogió en la noche del pasado jueves la presentación de Verso a verso, nuevo trabajo de la jiennense Carmen Linares en el que evoca la palabra del poeta de Orihuela. Durante casi dos horas nos llevó la cantaora a camino entre la poesía y el flamenco, la dulzura y el desgarro en la voz, madura y honesta, de quien sin artificios regaló una velada sincera que fue creciendo a lo largo que fue llegando su omega.

DSC_6907

La libertad que gritó el oriolano hace más de sesenta años fue el punto de partida en la noche de la puesta de largo de Verso a versoPara la libertad, entre los susurros y quejíos de Carmen Linares. Con ecos de zambra y llena de melancolía nos cantó Imagen de tu huella que Luis Pastor compusiera para el espectáculo Oasis abierto. Y del cante triste a la profundidad con esa oda al trabajo en la naturaleza con El silbo del dale. De nuevo la esencia de Luis Pastor en la obra hernandiana, esta vez con Casida del sediento para finalizar esta primera parte del espectáculo muy cuidada, sobria y sentida.

DSC_6798

El toque por bulerías de Salvador Gutiérrez supuso alfa de la jondura en el Price. Primavera celosa a compás de soleá por bulerías y Carmen Linares comenzó a entregarse. Y por seguiriya, con la esencia y el sonido de Enrique Morente en el aire del teatro, comenzó a brotar la verdad: sangre de la garganta de la cantaora y dolor en la liturgia de la sonanta de Gutiérrez para estremecernos en uno de los momentos más especiales del espectáculo. A continuación, Árcángel, generoso, acompañó a Carmen Linares en la Elegía a Ramón Sijé por Levante. Más reminiscencias morentianas y más emoción, magia entre ambos.

DSC_6982

Antes de volver a estar al abrigo de la cantaora, el jazz y el clasicismo nos acompañaron con la Camerata Flamenco Project con una preciosa conversación entre sus músicos. Vida, amor y muerte en la palabra vibrante de Miguel Hernández, Llegó con tres heridas y más sones jazzísticos acompañando la voz rasgada de Carmen Linares. Soleá y bambera en Todas las casas son ojos. La tierra, su tierra, sus gentes, Jaén también estuvo presente en la noche madrileña. Andaluces de Jaén por petenera y taranta de Linares para volver a vomitar emoción la cantaora. Y Cádiz, siempre Cádiz, la alegría y la sal de aquella tierra para ver ya cerquita el final de la noche. Alegrías, tanguillos y cantiñas que Vanesa Aibar desgranó al baile y al compás de la cantaora.

DSC_7019

Despidió Carmen Linares esta noche encadenada a los versos de Miguel Hernández con todos los compañeros sobre el escenario y de nuevo, clamando juntos por la libertad, Para la libertad, por esa que lucharon, por la nuestra.

DSC_7101

 Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Sáez.

, , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es