El arte jerezano se derramó por la Peña Flamenca de Cartagena

Volvió Jerez a la Peña Flamenca de Cartagena Antonio Piñana, otra vez, mano a mano Santiago y San Miguel. San Miguel al cante, con Juan Fajardo Moneo, el Momo de Jerez, heredero del cante Plazuelero de los Pacote, y de nuevo Santiago a la guitarra, con Manuel Carrasco, Manuel Jero, heredero del toque de su padre,  presente y futuro de la guitarra de acompañamiento, de la que como antaño, se pone al servicio del cante. Impacientes estábamos los que tenemos debilidad por el aire y compás de esta tierra, cuna de una estirpe de flamencos a la que el Momo pertenece y a la que demostró ser fiel.

15178287_1343438839024213_2898729662900197728_n

No pudo comenzar mejor el recital que con esos tientos borriqueros, pasados de compás, bien arrastraos y respaldados por la guitarra certera y por momentos salvaje (dicho sea en el buen sentido) de Manuel Jero. Se metió en los tangos con un mairenista “dicen los doctores….» y los finalizó muy al estilo de su tío Juan, con un “Mañana sin ti”, del duende taciturno de Santiago, el genial Luis de la Pica, cuyas letras seguirían presentes a lo largo de la noche.

15181603_1343439055690858_4700834926020377298_n

Al finalizar este cante ya le estorbaba al Momo la chaqueta y a los aficionados de Cartagena cualquier sonío que no tuviera que ver con su garganta gitana cargada de profundos melistas. Y de blanco impecable se quedó, puro, como no podía ser de otra forma. Blanca su camisa, como blanca la sal de Caí que esparcieron los dos jerezanos por alegrías, personales de su tío Juan, dedicadas a Manuel, patriarca de los MoneoLos mares tienen orillas/sus brazos mueven el aire/cantando Manuel Moneo soleares y siguiriyas…

Y como la satisfacción del público les llegaba, ellos iban a más, se retiraron los palmeros y se templó  el Momo por Soleá por bulerías marca de la Plazuela de  los Moneo, firmes en el compás, y con ese silencio de fondo que el artista flamenco valora tanto. Siguieron  con unas gitanísimas siguiriyas, de las que destacamos la cabal, acompañadas magistralmente por un Manuel Jero que aprovechó para adornarse un poquito y levantó al público cartagenero, amante y conocedor de lo que es una buena guitarra.

15078541_1343439019024195_5326924064160762790_n

El recital continuó por fandangos, comenzando con los que tiene el joven cantaor grabado en su disco, “Yo fui tu primer amor”, para continuar con letras de su tío Juan, uno de los grandes protagonistas de la noche, hasta el punto de que por momentos, cerrando los ojos, pensabas que tenías delante al genio de la Plazuela.

Volvieron los palmeros al escenario, y como no podía ser de otra forma, llegó el turno de la bulería, personalísimas, homenaje a su tío Juan, al tiempo que la guitarra iba creciendo, los jóvenes palmeros se iban gustando y el público se enfiestaba con algunas palmitas a compás y jaleando a los artistas. De regalo un martinete marca de la casa y unas bulerías plazueleras para terminar la noche con una pataita con mucho gusto de Miguel El Pirri de Jerez.

15179003_1343438945690869_8705953530115224818_n

No nos olvidamos de los tres fieles escuderos acompañaron durante toda la noche al cante y la guitarra con su soniquete y sus jaleos, Manuel Fajardo, José El Negro y Miguel el Pirri de Jerez, arropándolos en todo momento, hasta cuando no se encontraban en el escenario; “Canta bien” “Ole tu pare Perico”.

Pero esto no acabaría aquí, el duende se vino con nosotros al Bar Pikú con los artistas y buenos amigos y aficionados, rematando la madrugá en un ambiente flamenco en el que no faltó de nada, hasta una pataíta por bulería de María, nuestra socia más joven, con el cante del Momo. Gracias a todos, en especial a los artistas por esta gran noche que será recordada durante mucho tiempo en la Peña Flamenca de Cartagena Antonio Piñana.

Redacción: Dori del Valle y Rafa Ros.

Fotografía: Martín Vellón.

, , , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es