Antonio Fernández y Pedro Barragán confirman la alternativa en El Taranto

 Llega el mes de mayo y con él la 45ª edición de la Semana Flamenca de la Peña El Taranto; sin duda, una de las citas importantes del año flamenco a nivel nacional que ha consolidado su prestigio por el empeño ímprobo de una entidad cultural privada que, sin solución de continuidad, la organiza desde 1972. Que se dice pronto.

02_Antonio Fernández_Fotografía_Jesús Amat

A modo de prólogo y cerrando la serie de recitales quincenales del curso que comenzó en octubre de 2015, se celebró un recital de dos artistas con buenos currículos pero que se presentaban por vez primera en los ya legendarios aljibes árabes de El Taranto: Antonio Fernández, al cante, y Pedro Barragán, a la guitarra. Echando mano de la jerga taurina, una auténtica confirmación de alternativa que refrendaron con sus palabras Antonio y Pedro, al finalizar su actuación: «no os podéis hacer una idea del prestigio que tiene esta peña en el mundo flamenco, de lo que significa para nosotros los artistas actuar aquí«.

01_Antonio Fernández_Fotografía_Jesús Amat

Antonio Fernández ( El Albaicín, Granada, 1971) comenzó a cantar flamenco para el baile, en el célebre barrio del Sacramonte granadino y se convirtió en un especialista. Como la mayoría de sus colegas, se decidió a dar un paso adelante como cantaor y prodigó sus recitales en peñas y festivales. En 2002 publicó un disco titulado «Cristal suelto» en el que aparece acompañado a la guitarra por su paisano Miguel Ochando.

03_Pedro Barragán_Fotografía_Jesús Amat

En su debut de El Taranto hizo alarde del poderío de su voz, con lo que corrió el riesgo de caer en un defecto muy generalizado entre los cantaores acostumbrados a cantar para el acompañamiento del baile: el exceso de potencia. En los bajos, por contra, el cante de Antonio se hacía más flamenco, el que pellizca. Comenzó su recital, comprometido y solemne, cantando por tonás, para continuar por soleá-apolá, cantiñas, malagueñas, tangos, siguiriyas, y granaínas, para terminar con una zambra de «mi tierra» en la que se acordó del cordobés El Pele. Su cante suena continuamente a su paisano Enrique Morente, en especial en la malagueña «Del convento, las campanas» que éste dedicó (1977) a su creador D. Antonio Chacón y en la composición por tangos, con letra de Federico García Lorca, «El Lenguaje de las flores» (1998).

04_Antonio Fernández_Fotografía_Jesús Amat

Lo acompañó a la guitarra Pedro Barragán (Barcelona, 1979), formado en el conservatorio del Liceo de la ciudad condal, y en la actualidad profesor auxiliar de flamenco en la Fundación Cristina Heeren de Sevilla. Confirmó, con su técnica y la limpieza de su toque, el momento artístico tan dulce que vive la guitarra flamenca. Pedro, muy ligado a Almería desde niño, contribuyó a que la «confirmación de alternativa» de Antonio Fernández y la suya propia finalizara con un público satisfecho que aplaudió puesto en pie.

Redactor: Miguel H. Pérez

Fotografía: Jesús Amat

, , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es