Eduardo Guerrero: "En el Villamarta entramos a matar"

 El Festival Internacional del Cante de las Minas lo coronó en 2013 con el Trofeo Desplante al mejor bailaor de aquella edición del certamen unionense. Y él, Eduardo Guerrero, lejos de conformarse, desde aquel día de agosto ha ido de conquistando nuevos territorios, nuevas metas, fijando nuevos hitos. El último en Jerez y de la mano del público, que fue quien le concedió el premio que organizan nuestros compañeros del Diario de Jerez.

dsc_3459

El bailaor gaditano obtuvo hace escasas semanas el XVI Premio del Público del festival jerezano por su espectáculo GUERRERO con una puntuación de 9,95. Quizá el premio mas importante, porque al final, el público es quien paga, quien decide si algo o alguien merece la pena, o no. Y Eduardo, según Jerez, bien merece ese premio, hasta un imperio, por este GUERRERO y por su trayectoria.

DSC_3692

Eduardo Guerrero, con quien hablamos hace unos días afirmaba tras su triunfo en Jerez que “tenía muchas ganas de estar en el festival y más aun en el Teatro Villamarta casi cerrando uno de los eventos flamencos mas importantes que existen. Traíamos el espectáculo muy rodado tras haberlo ofrecido en México y Colombia donde lo hicimos en teatros grandes. Eso nos dio la oportunidad de mejorar y optimizar cada uno de los momentos de GUERRERO tanto en cante, baile, vestuario o luces y así llegamos a Jerez, con todo muy rodado. Entramos a matar, teníamos muchas ganas“.

Es ya Eduardo Guerrero uno de los grandes de esta disciplina. Imprime en su baile el conocimiento de la tradición y la vanguardia, llena el escenario con sus escorzos y movimientos imposibles. Pisa las tablas con la fuerza de quien, lleva toda la vida en esto y parece que está empezando y eso llega. Honestidad, sabiduría y ruptura, ese es, para Al aire y a compásEduardo Guerrero.

Proseguía el bailaor gaditano, con una sonrisa de oreja a oreja, diciendo que “el público respondió muy bien. El espectáculo es muy directo, cercano y llega fácilmente al espectador. En él se representa la relación que yo he tenido siempre con la mujer, con las cuatro mujeres mas importantes que han pasado por mi vida; la madre que nos da la vida, amigas, novias y amantes y por último mis maestras en el baile como Aída Gómez o Eva Yerbabuena. Todo eso vivido lo he ido imprimiendo en mi baile y se ha expresado también en el cante del espectáculo“.

DSC_3598

Siguiendo con la importancia de la mujer resaltaba Eduardo que “quería hacer esta obra solo con cantaoras. Hablamos de que no hay discriminación pero siempre se las tiene un poco apartadas y como que no están para al baile, que el cante para el baile es de hombres. En este caso tienen una gran importancia y se lo han trabajado muchoImprimen dramaturgia, color, movimiento…están muy presentes en la obra y eso la dota de dinamismo”. Se refiere Guerrero al cante de las tres mujeres que lo acompañan en el escenario durante toda la obra: Anabel Rivera, Sandra Zarzana y Samara Montañez.

dsc_3133

Como no podía ser de otra forma sale en nuestra conversación ese premio que el público jerezano le otorgó de forma unánime: “siempre he sido el espectador que iba a un teatro y ahora vienen a verme a mi. Creo que es el premio mas bonito ya que lo da la gente que libremente paga su entrada y acude a un espectáculo sin condición ninguna y sin la tensión de escribir una crítica o pensando que me tiene o que no me tiene que gustar. Van con su mente en blanco y dispuestos a disfrutar y vivir un momento distinto. Por eso para mi es algo muy importante y emocionante. Había bailado ya en el Festival de Jerez pero nunca había podido desarrollar un espectáculo como esta vez en el Villamarta. Para mi eso fue muy emocionante, luego llevar el espectáculo tan preparado y que la respuesta del público fuera tan buena y a los tres días recibir la llamada diciéndome que el premio del público era para mi fue increíble. Creí que estaba en los Oscar”. 

dsc_3181

Reconocía también Eduardo Guerrero el esfuerzo y el trabajo de su equipo, desde las cantaoras, nombradas con anterioridad, pasando por luminotecnia y escenografía, hasta llegar a los músicos a los que recordaba por su entrega con Javier Ibáñez y Juan José Alba al toque. Todo ese trabajo lo sintió muy cercano Eduardo, quien de forma vehemente recordaba lo que ofreció en el escenario jerezano: “La obra me daba la opción a poder ofrecer todo lo que sentía a través de mi baile. Si lo que quiero contar da pie a tirarse al suelo, a desnudarse, reír, llorar o a lo que haga falta ahí estoy yo, lo hago. Si la obra lo requiere se hace lo que ella misma pida y quizá sea esa la esencia de GUERRERO, hacer lo que se necesite en cada momento“.

dsc_3227

Todo eso, conocimiento, tradición, vanguardia y emoción fue GUERRERO y así lo votó el público jerezano. A nosotros, a los que no tuvimos la oportunidad de verlo en directo nos queda saber que el volcán Eduardo Guerrero no para. Esta semana en el Corral de la Morería de Madrid, en breve en Sevilla. Pasado mañana quien sabe…

Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Sáez (Archivo).

, , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es