Al compás de Keiko Ishikawa, el flamenco del sol naciente

 Keiko Ishikawa: El flamenco lo siento, sentir es lo importante

 

La bailaora japonesa fue la primera mujer del país del sol naciente en pisar las tablas de la Catedral del Cante de La Unión en la semifinal del pasado miércoles 12 de agosto, una fecha que se quedará grabada en la historia del festival y sobre todo, en su corazón

 

Hace unos años comenzó el sueño de una joven bailaora flamenca, un sueño común al de otras mujeres de su edad, triunfar sobre las tablas de un teatro. Pero el suyo, el sueño de Keiko Ishikawa, tenía algo especial. Keiko vivía a miles de kilómetros de nuestro país, de nuestra cultura. Keiko Ishikawa es japonesa y se convirtió el pasado miércoles 12 de agosto en la primera mujer de aquel país que pisa las tablas de la Catedral del Cante para participar en la semifinal del Desplante, uno de los premios que otorga el Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión y que es uno de los quebrantos de cientos de hombres y mujeres que inician su carrera en este complejo mundo del flamenco.

Keiko Ishikawa, flamenco dancer, live in La Union. Keiko Ishikawa, who particpa first Japanese semifinalist in the LV International Festival "Cante de las Minas", in the form of dancing .La Union, Murcia, Spain.12 August 2.015.Miguel Cerezo.

Ese sueño, que empezó hace 17 años cuando dio un curso de flamenco en su universidad japonesa, comenzó a forjarse hace ahora un año cuando la Fundación del Cante de las Minas puso en marcha uno de los proyectos de internacionalización del festival unionense y fue a Japón a seleccionar artistas del país del sol naciente. El Teatro Nakano Zero Hall de Tokio fue el lugar escogido y los artistas japoneses tuvieron que demostrar su valía ante un jurado mixto compuesto de representantes del festival murciano y de expertos japoneses aportados por la Asociación Nipona de Flamenco. De aquellas pruebas selectivas tres bailaoras y una cantaora fueron las elegidas para participar en esta 55ª edición y así lo hicieron, por primera vez en la historia hubo  semifinalistas japoneses en el certamen minero. Japón sonó en las tablas de la Catedral del Cante y Keiko Ishkawa cumplió uno de sus sueños.

La noche del miércoles 12 de agosto de 2015 estará para siempre grabada en la memoria de Keiko y su familia. La bailaora se presentó ante el público de La Unión a bailar por taranto y alegrías. Y lo hizo. Firme y serena, expresiva. Cargada de energía mostró ante el antiguo mercado público unionense sus tablas al baile y aunque no tuvo la suerte de pasar a la gran final del Cante de las Minas la alegría y la emoción aun perduran en el bello rostro de la japonesa.

Keiko Ishikawa, flamenco dancer, live in La Union. Keiko Ishikawa, who particpa first Japanese semifinalist in the LV International Festival "Cante de las Minas", in the form of dancing .La Union, Murcia, Spain.12 August 2.015.Miguel Cerezo.

Al aire y a compás estuvo pendiente de sus familiares a los que se veía muy emocionados por la Avenida del Flamenco. Tras varios intentos infructuosos de conversar con ellos y conocer sus sensaciones nos dirigimos a los camerinos y allí estaba la bailaora. Emocionada, abrazándose a sus seres queridos…tras felicitarla tuvimos la suerte de ser el primer medio al que concedió una entrevista tras su actuación en La Unión. Esto nos contó…

Al aire y a compás: Gracias Keiko por recibirnos esta noche, recién acabada tu participación en el Cante de las Minas ¿Qué has sentido al bailar sobre las tablas de la Catedral del Cante?

Keiko: Al principio estaba muy nerviosa pero luego, mi cantaor, El Galli, me dice que mi padre me acompañaba aquí en el corazón y me sentí muy contenta sintiendo a mi papá cerca. Sentí muchas cosas; muchos recuerdos alguna fatiga, alguna tristeza y también vi una posibilidad de futuro.

Al aire y a compás: Yo tengo una duda enorme, que seguro tendrán más personas aquí, en España ¿Cómo una persona que ha nacido tan lejos, en una cultura tan diferente, tan distinta a la nuestra decide que quiere bailar y demostrar que puede hacerlo bien? ¿Cómo dice Keiko: quiero ser bailaora?

Keiko: Empecé a bailar en la universidad en Japón hace 17 años. Dos años después vine a España con mucho amor y muchas ganas de aprender y así fue como poco a poco comencé en este mundo. ¿A tí te parece que los españoles y los japoneses son muy distintos? (pregunta Keiko) (respondo; sí, que creo que somos distintos, esgrimiendo mi desconocimiento de su cultura) A mí no, a mí no me lo parece (responde Keiko) Creo que los españoles y los japoneses somos muy parecidos. Día a día he ido aprendiendo y disfrutando el flamenco, luchando conmigo misma y ya el flamenco es como mi novio. Cuando vuelvo a Japón ya quiero ser bailaora y trabajar en el flamenco. (Respondía firme mientras nuestro compañero, el fotógrafo José Miguel Cerezo, captaba con su cámara este momento tan especial para la japonesa)

Al aire y a compás: ¿Fue fácil esa decisión?

Keiko: Difícil, por supuesto. Pero como cualquier otro trabajo, nada es fácil.

Al aire y a compás: ¿Y cómo siente el flamenco una persona que no conoce en profundidad nuestro idioma? ¿Cómo entiendes una taranta? ¿Una soleá o unas alegrías? ¿Cómo eres capaz de hacerlo? Es muy difícil…primero entenderlo y después expresarlo.

Keiko: Exactamente, es muy difícil. En primer lugar siento, sentir es lo importante. No sé que cantas o que dices, solo siento. Después pregunto a cantaores que dice la letra y mezclo mis sentimientos con la traducción y de ahí expreso lo que siento.

Al aire y a compás: ¿En qué palo te sientes más cómoda bailando?

Keiko: En la soleá me siento cómoda y bailo hacia dentro, para mí. Me gusta mucho la seguiriya en la que siento que me uno al cielo mientras que el taranto tiene sabor a tierra y me une a ella.

Al aire y a compás: ¿Cuál es el objetivo de Keiko en este difícil mundo del flamenco?

Keiko: En el concurso querría llegar a lo más alto como puedes imaginar y en general en mi vida…quiero morir siendo flamenca.

Keiko Ishikawa, flamenco dancer, live in La Union. Keiko Ishikawa, who particpa first Japanese semifinalist in the LV International Festival "Cante de las Minas", in the form of dancing .La Union, Murcia, Spain.12 August 2.015.Miguel Cerezo.

Al aire y a compás: ¿De quién bebe Keiko? ¿En quién se fija?

Keiko: Tengo muchos maestros y tengo respeto a todos. El flamenco es la vida de cada persona y yo he ido cogiendo de unos y otros lo que más me ha gustado. He bebido de todos y a todos les tengo respeto.

Al aire y a compás: ¿Qué te parece la iniciativa del Cante de las Minas de viajar a Japón y seleccionar artistas de tu país?

Keiko: Muchísimas gracias, de verdad, de verdad (repite emocionada) Todavía no me creo haberme presentado y estar aquí. Muchísimas gracias de verdad. En España hubiese sido mucho más difícil, por tiempo, dinero y esfuerzo y no hubiese podido.

Al aire y a compás: Y Keiko…¡Qué gran responsabilidad haber sido la primera mujer de tu país en pisar las tablas de la Catedral del Cante! Esas tablas que han pisado Camarón de la Isla, Paco de Lucía, Enrique Morente

Keiko: Oleeeeeeeeeeeeeeeee, increíble. Todavía no me lo creo (sigue emocionada)

Keiko Ishikawa, flamenco dancer, live in La Union. Keiko Ishikawa, who particpa first Japanese semifinalist in the LV International Festival "Cante de las Minas", in the form of dancing .La Union, Murcia, Spain.12 August 2.015.Miguel Cerezo.

Keiko Ishikawa, flamenco dancer, live in La Union. Keiko Ishikawa, who particpa first Japanese semifinalist in the LV International Festival "Cante de las Minas", in the form of dancing .La Union, Murcia, Spain.12 August 2.015.Miguel Cerezo.

 

Al aire y a compás: ¿Qué le dirías a la gente de La Unión y su público? ¿Cómo te has sentido frente a ellos?

Keiko: Gracias. Ha sido increíble, me ha ayudado mucho y me he sentido muy bien frente a ellos.

Al aire y a compás: Rozamos ya las tres de la madrugada y dejamos descansar a Keiko tras este pequeño asalto al que la hemos sometido. Gracias Keiko y mucha suerte.

Keiko: Domo arigatogozaimashita

Al aire y a compás: Domo arigatogozaimashita.

Y así, orgullosa, emocionada y feliz se despide, junto a su familia, Keiko Ishikawa de nosotros, quienes a la vez nos sentimos orgullosos de ella, de la pasión que pone en sus palabras, de la fuerza que desprende su mirada y del imponente esfuerzo que ha hecho para llegar a pisar esas benditas tablas de la Catedral del Cante de La Unión. Keiko es el ejemplo más claro de que los sueños se cumplen. ¡Gracias  y enhorabuena artista!

Fotografías: José Miguel Cerezo

, , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es