Al compás de Sebastián Cruz

Sebastián Cruz: Para ser cantaor flamenco hay que tener ciertas facultades, una afición desmedida y dedicarte a ello en cuerpo y alma

 

 

El cantaor onubense se encuentra de gira con el Ballet Nacional de España tiene previsto sacar su segundo disco en solitario para el próximo año

Sebastián Cruz Márquez, Beas (Huelva), 1977. Cantaor de larga tradición familiar. Desde muy joven escuchaba flamenco en casa, arte que empezó a cultivar a los 12 años cantando en fiestas, peñas y festivales flamencos. José de la Tomasa, Paco Taranto, Calixto Sánchez o Esperanza Fernández han sido alguno de sus maestros aunque fue el cantaor aficionado Paco Marín quién despertó la pasión por el cante. Esa misma pasión por el cante y el profundo conocimiento que posee de este arte universal hacen de Sebastián Cruz una de las voces llamadas a ser el futuro del cante clásico en nuestro país. Ya ha recorrido medio mundo ofreciendo su cante, el otro medio lo espera para disfrutar de él. En Al aire y a compás tuvimos el placer de charlar con el onubense y esto nos contó…


Al aire y a compás: Sebastián ¿Flamenco se nace o se hace?

Sebastián Cruz: Se tiene que nacer pero también se tiene que hacer porque naces con unas facultades y con una afición pero si eso no se cultiva no llega a ningún sitio. Hay que tener ciertas facultades, una afición desmedida y dedicarte a ello en cuerpo y alma.

AYC: ¿Cómo es ese proceso en el que uno se da cuenta de que algo que te gusta se convierte en tu pasión y forma de vida?

SC: Así es…llega un momento en el que se convierte en tu forma de vida y eso pasa cuando está presente en muchos instantes del día a día. Ello conlleva mucho trabajo, tener una gran afición y que el flamenco sea como el respirar, hay que estar con el las 24 horas del día. No te das cuenta, el trabajo diario te lleva a que de una afición se convierta en tu forma de vida.

AYC: Y la tierra…¿Tira mucho a la hora de cantar?

SC: Claro que sí, la tierra es la que te da el sello y tu forma de cantar. Influye mucho las primeras personas a las que escuchas desde niño y en las que te fijas, tu padre, tu abuelo o personas del círculo cercano a la familia y que son tus referentes. 

AYC: Además de esa tierra de la que hablábamos ¿En qué espejos se ha mirado Sebastián Cruz?

SC: Desde pequeño empecé a ser aficionado. En mi casa se escuchaba mucho flamenco ya que mi padre era un gran aficionado. Después conocí a un gran cantaor de mi pueblo amigo de mi padre, Paco Marín, que no quiso dedicarse profesionalmente a esto pero me parece un cantaor carismático por el eco de su voz y su forma de cantar. En el espejo de Paco fue donde primero me miré. Fue el primero que me ayudó y el que me enseñó a cantar fandangos. He vivido en un entorno muy flamenco y ha sido ese entorno el que más me ha marcado.

 

AYC: Se nos están yendo los grandes, Camarón hace 23 años, Juan Moneo El Torta, el último en desaparecer de este mundo Manuel Molina. Tras esa generación de grandes cantaores ¿Cómo ves tú las nuevas voces flamencas de nuestro país?

SC: Por desgracia está desapareciendo una generación de cantaores enormes, Manuel Molina, Enrique Morente, Fernando Terremoto muy joven, Morao…los grandes. Pero creo que aún quedan también grandes voces a las que no se les está dando el sitio que creo que merecen José de La Tomasa, Curro Malena o Juan Villar, unos cantaores que a la juventud le hace falta escuchar, que son una fuente de la que hay que beber y verlos en festivales y en programas de círculos flamencos donde hoy en día no tenemos la suerte de encontrarlos. Desgraciadamente nos damos cuenta de que ya no están cuando se han ido…y es una lástima. Como dices hay una gran generación de cantaores que están haciéndose un hueco en este mundo tan difícil y que como te decía tienen que beber de esas fuentes que antes hemos comentado.

AYC: Vamos a centrarnos de nuevo un poquito en tí y en tu carrera; Huelva, Sevilla, Córdoba, Venezuela, Brasil, Grecia, Japón, la Fundación Cristina Heeren

SC: Gracias a Dios ahí vamos poquito a poco. Este camino, la carrera de un cantaor es muy larga y difícil, pero bueno, gracias a Dios vamos trabajando, poco a poco y sin pausa como yo digo. Tengo la suerte de estar trabajando en la actualidad con el Ballet Nacional de España y estoy muy contento por la experiencia que estoy teniendo y porque estoy aprendiendo mucho a su lado. Acabamos de terminar en el Teatro de la Zarzuela en Madrid, vamos a Granada y después del verano continuaremos en otros lugares de España, llegando a Japón en la próxima primavera.

AYC: En 2012 llegó Temple de junco tu primer trabajo en solitario ¿Qué podemos encontrarnos en él?

SC: Temple de Junco es un sueño hecho realidad. Todos los artistas tenemos esa aspiración y ese sueño y yo he tenido la suerte de tenerlo en mis manos. Trabajé con Jerónimo Navarrete en Sanlúcar de Barrameda con la producción de Cepillo y con la colaboración y supervisión del cantaor Juan José Amador. Fue un disco muy a mi gusto en el que me sentí muy cómodo ya que yo seleccioné los cantes.

AYC: La alegría Cañones de artillería, esos enormes fandangos alosneros la Calle Larga, la Soleá del loco o la seguirilla Casa Torre son algunos de los temas de los que podemos disfrutar en su Temple de Junco que se puede adquirir online en la web deflamenco,com. ¿En qué palos te encuentras más cómodo Sebastián?

SC: Me siento muy cómodo por malagueñas, soleá y seguiriya aunque me gusta cantar por todos los palos y estoy cómodo en todos ellos. Quizá son esos tres, la malagueña, la soleá y la seguiriya por los que mejor me encuentro.

AYC: Además de esa gira con el Ballet Nacional ¿Qué proyectos tienes entre manos?

SC: Sí tengo varias cosas para después de la gira del Ballet Nacional que cierra esta temporada en Granada, precisamente, este verano junto a otro cantaor y tres bailaores tenemos una gira por Tokio, así que tras las últimas actuaciones con el Ballet Nacional tocará hacer las maletas y actuar por aquella tierra a la que volveré de nuevo por el mes de octubre con el Ballet Nacional cuando reiniciemos la gira.

AYC: ¿Y el futuro? ¿Cómo se presenta para Sebastián Cruz?

SC: Tengo en mente grabar mi segundo disco. Es un proyecto en el que comenzaré a trabajar durante la gira de este verano por Tokio y cuya preparación me llevará hasta el mes de octubre o noviembre con la selección de los cantes que aparecerán en el disco. Intentaré recuperar poemas y darle mi toque, además de alguna sorpresa más que aun no puedo desvelar. La intención es grabarlo a inicios del próximo año 2016. En breve daré el primer paso y espero que dentro de no mucho tiempo sea una realidad.

AYC: Vámonos para esta tierra, para la Región de Murcia ¿Qué recuerdos te trae?

SC: A Murcia la quiero mucho, a pesar del mal sabor de boca que me he llevado tras no haberme hecho con la Lámpara Minera del festival de La Unión, la quiero mucho. He sido tres años finalista y en dos de las ocasiones he optado a la Lámpara Minera pero no ha podido ser ya que son muchas cosas las que influyen para ganarla. Aun así ha sido una gran experiencia participar en el Cante de las Minas, aprender los cantes de esa tierra y conocer a aquellas gentes. A Lo Ferro no he ido nunca pero me parece que hacen gran trabajo promocionando el flamenco y poniendo en valor este arte que no es sólo de mi tierra, que también es suyo. Me parece una gran iniciativa.

AYC: ¿Te veremos pronto por Murcia?

SC: Pues a mi me gustaría por supuesto. Tuve la oportunidad de ir en abril a Murcia Flamenca pero fue imposible por los compromisos que tenía con el Ballet Nacional así que espero que en otra ocasión pueda ir por aquella tierra ya que sólo he cantado en La Unión. Me encantaría ir porque he podido comprobar personalmente la gran afición que tienen los murcianos al Flamenco.

AYC: Gracias Sebastián Cruz, un placer haber compartido este ratito de charla y flamenco y esperamos verte pronto por la Región de Murcia presentándonos tu nuevo trabajo. Suerte.

, ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es