Al compás de David Palomar

David Palomar: “Mi cante invita a la fiesta, invita a que la gente lo pase bien”

 

Por María Isabel RPalop

Periodista @palopflamenco

david palomar foto oficial

Si a la ‘Tía Anica La Piriñaca’ cuando cantaba a gusto, según sus propias palabras, ‘la boca le sabía a sangre’ imagino que a David Palomar (Cádiz, 1977) le sabrá a sal. Esa sal gaditana de su tierra, cuando evoca y hace grande muchos de los cantes de la viña. Sin complejos y con su propia ‘Denominación de Origen’, este gaditano con su tercer trabajo, se afianza como la piedra angular actual de la Escuela Gaditana del Cante. Las miras están puestas en él, y la esperanza de los que ven en este torbellino sobre el escenario, al heredero natural del Beni o Chano Lobato. Mientras todo esto ocurre, David Palomar se ha convertido en el ‘cicerone’ de un Madrid que en el video promocional del Festival Flamenco Madrid (hasta el 17 de junio en el Centro Cultural de la Villa) recorre al compás de un chotis el Madrid más flamenco junto al productor Riki Rivera y el abrazo de la tercera edición de un Festival Flamenco que consolida y asienta las bases de un germen que sin duda, hará que siga creciendo.

Palop: Si me lo permite, le auguro un futuro interesante como imagen de Madrid

David Palomar: Bueno (se ríe) para mí y para Ricardo Rivera ha sido un honor que nos hayan encargado este chotis de Agustín Lara, porque podría haber sido otro artista cualquiera del panorama y lo hubiera hecho igual de bien, lo que pasa es que Ángel Rojas tenía muy claro que quería un enfoque muy David Palomar de la manera que yo vengo haciendo las cosas, en mis discos, y ha confiado en mí y yo a su vez he confiado en Riki. Han sido cinco días de filmación por Madrid en un montón de ubicaciones, donde ha participado un elenco de bailarines maravilloso, y luego muchos de los artistas que van a estar en el Festival como Antonio Canales, su madre Pastora, Carmen Ledesma, Alfonso Losa, Pedro Córdoba, Amador Rojas… nos hemos divertido mucho y nos ha sorprendido mucho la repercusión que ha tenido el vídeo con más de tres millones de reproducciones. Ha sido un éxito y nosotros estamos orgullosos de haber sido partícipes.

Palop: ¿Qué significa Flamenco Madrid para este arte?

David Palomar: Es un propuesta nueva que en tres años ha conseguido llamar la atención de mucha gente, ¿por qué? Pues en primer lugar porque están haciendo muy bien las cosas a nivel de difusión hoy en día juega un papel muy importante las redes sociales y tanto el video promocional del año pasado como éste ha sido un éxito y eso posiciona mucho. También otra cosa que diferencia a este Festival de los otros es que saca el flamenco a la calle, llama la atención de la calle, hace a la gente partícipe no lo hace tan hermética como programar un festival y nada… un bolo en el teatro real, otro bolo en el Teatro tal y cual… y aquí yo creo que su director artístico Ángel Rojas quiere llamar la atención de la gente, buscar un gran público, buscar a gente que sepa flamenco y gente que no y por eso se saca a la calle con esos flash mob y esos vídeos maravillosos y ese tipo de cosas y a mi no me cabe ninguna duda de que si toda va como tiene que ir supongo que de aquí a menos de cinco años se posicionará como uno de los principales Festivales de España con toda seguridad, seguro.

Palop: ¿Cuál es la ‘Denominación de Origen’ de David Palomar?

David Palomar: Mi ‘Denominación de Origen’ es claramente gaditana y sobre todo viñera: donde he nacido, me he criado y donde he vivido. Esa vinculación te deja un sello muy personal tanto en la vida como en el arte, así que mi denominación es Cádiz y más concretamente, el Barrio de la Viña.

Palop: En este su último trabajo, ¿sentía la necesidad de reivindicar su Cádiz natal?

David Palomar: Lo cierto, es que siempre lo hago en todos los trabajos porque pienso que Cádiz fue muy importante y lo sigue siendo en el flamenco, pero como pasa en todas las artes hay ‘parones’ generacionales. Desde Juanito Villar por ejemplo, hasta llegar a los nuevos valores ha habido como un vacío, y los que estamos ahora, porque hay más compañeros dando el ‘callo’ aparte de mí, estamos luchando y haciéndonos un hueco. Aquí en Cádiz somos muy anárquicos y muy diferentes los unos de los otros. Todos tenemos una personalidad muy distinta.

1454592227_515123_1454592673_noticia_normal

Palop: Aseguran que usted está llamado a recoger el testigo de artistas como Pericón, Beni o Chano Lobato, ¿impresionado?

David Palomar: Bueno, la verdad es que sí me impresiona porque hay más gente que está luchando por nuestros cantes, pero sin pecar de falsa modestia, hay cantes que a mí me interesan más que al resto de compañeros como por ejemplo, el tanguillo de Cádiz, que es un préstamo que nosotros tomamos del carnaval pero que artistas como Cornejo o Chano lo llevaron al flamenco muy bien. Es un palo menor pero con mucho ritmo, pero no por ello hay que dejar de hacerlo con una sal especial para evitar que quede soso. Creo que han visto en mí una personalidad parecida al Beni o al Chano Lobato, porque yo soy charlatán, me gusta contar las cosas con arte, con guasa. Esa forma de ser va conmigo, yo soy así de pícaro.

Palop: Llama la atención la ‘fiesta’ de su cante, y su dominio del escenario, como queriendo invitar a todos a su ‘particular fiesta’…

David Palomar: Yo creo que sí, que mi cante invita a la fiesta, invita a que la gente lo pase bien. Hay que cubrir la expectativa del aficionado cabal, pero también la del que nunca ha escuchado. Hay que sumar y subir al carro a más gente, eso es muy importante.

Palop: Dicen de usted que es ‘un poco de todos y un poco de nadie’, ¿eso es bueno?

David Palomar: Creo que si. Yo me siento muy querido en mi tierra y es verdad que también me siento cercano. Esos artistas que son herméticos, que crean un ‘divismo’ está muy bien, pero no va conmigo. Yo soy divo en el escenario porque soy muy mío, me gusta hacer las cosas para mí y las que me gustan. Creo que por eso no he podido cuadrar con ninguna multinacional y no hemos conseguido llegar a un entendimiento. Creo que si las discográficas están interesadas deben respetar el alma del artista, y después, con delicadeza, conseguir llegar a un equilibrio entre las dos partes. No me gustaría sentirme nunca un producto.

Mas trabajos de nuestra compañera en: Palopflamenco

, , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es