Al compás del Tío Juan Rita

Tío Juan Rita: ¡Si me pilla el fin del mundo que sea trovando!

 

Si el trovo fuese flamenco probablemente nuestro protagonista sería Camarón de la Isla o Enrique Morente, si fuese rock and roll tendríamos a un Mick Jagger o a Chuck Berry, si fuese jazz sería Ray Charles…pero no, el Tío Juan Rita es trovero y murciano. Nacido en Aledo hace la friolera de 104 años. Tiene una energía fuera de lo común, un conocimiento que muchos quisiéramos adquirir en dos o tres vidas y unas ganas de vivir que le van a hacer estar entre nosotros muchos años más. Juan Tudela Piernas, el Tío Juan Rita, es un portento de la naturaleza y nosotros unos privilegiados…

DSC_2040

 

Por: @gmaldonadorufete

 

Al aire y a compás: Don Juan Tudela Piernas, Tío Juan Rita, un gustazo charlar con usted ¿De dónde viene ese nombre?

Tío Juan Rita: Muchas gracias, igualmente. Me conoce todo el mundo por Tío Juan Rita, en la televisión, en las cuadrillas, en todos sitios. Eso viene de mi abuelo paterno que también se llamaba Juan pero conocido por Juan Rita y yo lo he heredado.

AyC: ¿Por qué sabe más el Tío Juan Rita, por sus 104 años o por diablo?

Tío Juan Rita: Por 104 años (sonríe abiertamente) nunca he sido diablo, demonio, casi demonio sí. La edad es lo que más me ha ido ayudando porque 104 años no los cumple todo el mundo y ya llevo yo tres meses y pico con ellos encima.

AyC: Cuéntenos esto del trovo qué es exactamente que seguro habrá algún despistado que no lo conozca y cuéntenos como llegó a su vida…

Tío Juan Rita: El trovo es rimar un verso con otro desde primero al quinto verso con temas y cosas de la vida cotidiana, de lo que se presente. Llegó por mi familia, por mi abuelo materno, al que yo no conocí. Tengo entendido que era un trovero muy bueno. Era trovero de pascua que es más fácil que el de quintilla porque es cuarteta y el trovo en verdad son coplas de cinco versos. 

AyC: ¿Cuándo comenzó a trovar? Según me han contado comenzó a trabajar usted desde muy pequeño…

Tío Juan Rita: Trabajar empecé a trabajar a los ocho años pero creo recordar que el primer trovo que tuve tenía yo casi quince años y tuve un adversario muy duro. Me dijo una copla que yo ya conocía de trovo y allí perdimos la amistad. Un día nos disgustamos y empezamos a tortas el uno con el otro. Ahí empecé con esto del trovo…

AyC: ¿Eran muy duros aquellos años?

Tío Juan Rita: Sí, muy duros. El trabajo mío ha sido toda la vida muy malo, muy malo y el trovo me ha servido para darle gusto a los amigos y no amigos. He tenido experiencias muy buenas trovando. A consecuencia del trovo y de mi manera de ser tengo amigos por donde quiera que vaya, por todas partes. Amigos y experiencias de todo tipo…

AyC: Don Juan Para trovar hay que ser muy inteligente, estudiar mucho, poca vergüenza… ¿Qué se necesita?

Tío Juan Rita: Inteligente no porque yo inteligente no soy mucho. Depende de la imaginación que tengas y las cosas que se te ocurran en una conversación cualquiera. El trovero se alimenta de buscar rimas en las cosas diarias y luego se dicen de forma directa o dejando entrever lo que queremos decir…

DSC_2072

AyC: ¿Ligan mucho los troveros Don Juan?

Tío Juan Rita: No he ligado, bueno he ligado, sí, tengo muchas amistades. Mucha gente se cree que yo soy un mujeriego pero no, ni lo he sido, ni lo soy. Me gustan mucho las mujeres, claro, pero nada más que mirarlas y todo eso. En seguida hay quien le echa sal a esas cosas y dice ¡coño el Tío Rita míralo, tal y cual! ¿Dónde está el Tío Rita? Donde haya un corro de mujeres allá está, pero eso no es así…

AyC: Pero no me diga que usted no le trova mucho a las mujeres…

Tío Juan Rita: Por supuesto (sonríe socarrón) me gustan más que los tíos…por supuesto.

AyC: ¿Se atreve a decirme algún trovo dedicado a una mujer?

Tío Juan Rita: A ver…déjame que piense (tarda menos de cinco segundos en lanzarse al ruedo)

Estoy loco de contento,

estoy loco de contento.

Te digo mi parecer

y quiero decir con esto

que me gusta una mujer

más que a Dios un Padre Nuestro.

AyC: Dígame otra, anda, que esto engancha…

Tío Juan Rita:

El mirarte me embelesa,

yo me muero de alegría,

y tú tienes una pieza 

que la cambio por la mía

si es que a ti te interesa…

AyC: ¡Siempre trovando!

Tío Juan Rita: Sí, sí…hasta de noche. Estoy durmiendo y en mi imaginación hago trovos. Todos los días y a todas horas…estando comiendo la máquina no para y no para. Todos los días tatareando mis coplas…

Tengo un vino muy precioso,

tengo un vino muy precioso

que no me sienta muy mal

como soy maravilloso

ya lo quisiera pillar 

mi amigo Pedro El Cardoso…

AyC: ¿Hay coplas picantes…?

Tío Juan Rita: Claroooooo…pero hay que saber cuando cantarlas. Hay gente muy bestia cantando coplas a las que le da igual que haya gente delante o no. Para trovar hay que tener educación, picardía, pero con educación. Alguna vez canto coplas algo feas pero en solitario…(vuelve a sonreir).

Te tengo que hacer saber

que estoy loco de contento

pero enviendo a una mujer

se me enrevé to mi cuerpo

dime tu que he puedo hacer… 

AyC: Hasta en la guerra tengo entendido que trovó usted.

Tío Juan Rita: Estuve dos años y dieciséis días…estuve de ranchero durante dos años. Íbamos tres veces al frente a llevar la comida: almuerzo, comida y cena. Cuando se terminaba la faena, de noche, acudían varias personas a que les dijera algo y así pasábamos los días. Estaban encantados conmigo, para que decirte, eso era…

AyC: ¿Y los jóvenes? ¿Qué le diría usted a las nuevas generaciones que no conocen el trovo o se creen que es para gente mayor?

Tío Juan Rita: Hay gente que piensa que el trovo no tiene futuro ¡Yo creo que sí tiene! No para decir que me gano las habichuelas con esto pero bueno, de todo se presenta y nunca se sabe.

AyC: Nada más que hay que ir a Barranda el Día de las Cuadrillas.

Tío Juan Rita: Buenoooooooooooo, eso, eso es el disloque, es el disloque. Llevo ya 39 o 40 años yendo consecutivamente disfrutando y haciendo disfrutar. La gente disfruta con oírnos cantar. Me pongo con mi nieto, que no es mi nieto, pero que así lo considero, nos ponemos allí a trovar y lo pasamos muy bien aunque a veces nos tiramos también nuestros trastos (vuelve a sonreir y tomar un traguito de su copica de coñac). Nos compaginamos muy bien.

DSC_2013

AyC: ¿Cuánto de importante es mantener las tradiciones, nuestra cultura, nuestra historia…?

Tío Juan Rita: Eso no tiene precio. Aunque te paguen no tiene precio mantener nuestra cultura y nuestras tradiciones. Ahora hay muchas cosas buenas pero también hay otras más malas de las que había antes. Es importante mantener nuestra tradición como hacemos con el trovo.

AyC: ¿Algún recuerdo especial durante su vida de trovero?

Tío Juan Rita: Muchos, hay muchos recuerdos. Se te quedan grabadas las confrontaciones con otras cuadrillas en las que nos hemos tirado los trastos. Frente a frente el jefe de una cuadrilla con el de otra, hay una confrontación parecida a una pelea de gallos pero sin llegar a desplumarse. En Cartagena había dos troveros mucho bueno, de lo mejor de España entera. Estaban Castillo y Marín. Había un señor que vivía en Las Palas, le decían El Retal. Estos dos troveros creían que iban a cargárselo enseguida. Le dijo Castillo a Marín, vamos una noche a Las Palas a por el tal Retal y le dijeron…

Tantas razones mandar

que a Cuesta Blanca viniera 

a trovar con un retal

cuando con piezas enteras

tela me suelen faltar.

Respondiendo El Retal…

No permito que me ultraje

con tu manera de hablar

ni que mi trovo rebajes

quizá con este retal

te sobre tela pa un traje.

Aquello se les quedó grabado a los cartageneros Castillo y Marín que volvieron a la Cuesta Blanca…

Quisiera ser papagayo

de esos de plumas azules

para cagarme en tos tus….

sábado, domingo y lunes.

Y claro, El Retal no se achantó…

Yo quisiera ser un perro

de esos del rabos del rabo cortao

pa cagarme en tos los tuyos 

los días que me has dejao…

El Retal ganó la confrontación, confrontación que se asemeja a las batallas que hoy raperos de unas latitudes y otras mantienen por el cetro del rap. O sea que antropológicamente podemos ver la clara unión entre el trovo y el rap. Dos mundos diametralmente opuestos…tan cercanos. Renglón seguido nos interrumpe una señora…

Tío Juan…soy una amiga suya de La Hoya, amiga de Ana María, ha estado usted muchos años en mi casa…y responde el Tío Juan ¿Ves Gabriel? Lo que hablábamos antes, se presenta un momento de estos y la gente cree que el Tío Juan Rita está haciendo liga…

DSC_2121

Se mete también en la conversación nuestro fotógrafo, José Miguel CerezoDon Juan, la que más celosa se pone es su vecina, la Isabel que la hemos visto en televisión que habla maravillas de usted y lo vigila muy bien… (Vuelve a sonreír a carcajadas…)

Tío Juan Rita: Cuando yo me vine a vivir a Totana hace cincuenta años no veas lo guapa que era. Si me veían hablar con ella la gente ya murmuraba…

AyC: ¿Cómo es capaz usted de recordar tantas cosas Don Juan?

Tío Juan Rita: Eso no se me olvida, lo tengo grabado ahí en el cerebro y me acuerdo de todo. Me acuerdo en París en un encuentro de cuadrillas, en Montpellier, en la Expo de Sevilla, en Segovia, Madrid, Valladolid o en Málaga donde nos trataron como reyes, en muchos sitios…eso no tiene nombre las cosas que recuerdo y donde he estado. En Francia le dediqué una copla a Mitterrand que era el presidente francés y los jóvenes y jóvenas me dijeron que no le cantara nada, no lo querían ni para tirarle piedras.

El estar aquí es muy duro,

que alegría que me da

y mi primer saludo

es para Don Mitterrand

Allí se lió aquello…la gente acudió como moscas, no querían ni oír su nombre…

AyC: Y en Murcia por supuesto que también ha trovado…¿Qué relación tenía con un colega suyo muy importante…? El Patiñero

Tío Juan Rita: Buenooooo, buenoooooooooooo, buenooooooooooooo…éramos de todo. Rivales y amigos. Sabía de más. Era tramposillo, y mis palabras que no le hagan daño, que ya anda por allá arriba o por donde sea. Alguna veces creía él que me iba a meter en el bolsillo pero se equivocaba. Hemos tenido varios enganches. En Vélez Rubio tuvimos uno, en el que estaba El Conejo de La Unión, que en paz descanse, presente. Recuerdo una copla de El Conejo, que era muy bruto, a Ángel Roca…primo del que está en la cárcel hace ya un montón de años…

Yo tengo barrena y broca

y también buenos reflejos

y dicen las malas lenguas

que la …. de El Conejo

es para el … de Ángel Roca.

Fue buen amigo, en su entierro le canté un trovo, con él de cuerpo presente, y los troveros que allí estaban dijeron “coño que buena quintilla”…

Patiño viste de luto

porque se ha muerto un trovero

que era mi gran compañero,

tenemos aquí un difunto

que es Manolo un trovero 

que no tendrá sustituto.

AyC: Además de trovero…usted también es flamenco.

Tío Juan Rita: Me ha gustado mucho el flamenco, mucho, pero ya no puedo yo cantar por esos palos. Estilos como el de Marchena, Angelillo o el Niño la Huerta me han gustado mucho. El Niño la Huerta tenía un estilo que eso no lo podía hacer todo el mundo. Una vez me ofrecieron que ingresara en la compañía de Vallejo, que en aquella época actuaba mucho por Cieza, pero entonces tenía yo mi novia a la que quería más que a Vallejo y más que a todo lo que se presentara. 

AyC: ¿No pensó nunca usted dejar su trabajo y dedicarse a cantar profesionalmente?

Tío Juan Rita: No, no, no…yo no pensaba en eso. Yo cogía esparto, segué tallo de romero y tomillo para las calderas y sacar la esencia, corté pinos…e iba cantando mi flamenco y mi trovo y la gente se quedaba asombrada y le gustaba mucho. Aunque en algunas ocasiones iba de matute y no podía cantar, si iba a contar un pino de mi cuenta no quería que me vieran ni me oyeran entonces no cantaba yo, claro. Buenas preguntas me haces coño…

Nos interrumpe otra persona…¡Muy buenas Tío Juan! ¿Cómo sigue usted? Respondiendo nuestro entrevistado: por lo que estoy viendo no tan bien como vos…y se enzarzan en una nueva conversación recordando al Cardoso de Sangonera y decenas de personas más…

DSC_2093

AyC: En unos días el Tío Juan Rita tendrá un nuevo homenaje en Murcia ¿Cuántos van ya Don Juan?

Tío Juan Rita: Si Dios quiere…yo no sé eso como va, pero parece que va a ser tremendo. Lo más grande que se ha hecho en Murcia con el trovo. Creo que va a ser mucho grande. El presidente quiere juntar a todos los troveros de la región aunque eso va a ser difícil porque habrá quien le de lo mismo, yo voy donde se presente, pero hay quien si piensa que no es muy fuertecico no querrá ir no vaya que me digan una copla que me caiga mal (sonríe, de nuevo). De esos va a ver varios…pero allí no creo que haya rivalidad. Me emociona mucho estos homenajes tras mirar para atrás y ver todo lo que he pasado, las necesidades y el hambre aunque eso no se puede pensar cuando estás entreteniendo a la gente ya que se te va la imaginación.

AyC: Dígame Don Juan ¿De dónde saca esa energía?

Tío Juan Rita: (Sonríe, más aun) Energía sí, tengo gracias a Dios. No sé de donde la saco pero aquí la tengo. No hay secreto aunque yo intento disfrutar todos los días con las cosas que me gustan y satisfacen.

Pasa una mujer muy aparente y el Tío Juan Rita vuelve a esbozar una sonrisa y sacar un trovo…

No te he parado de mirar

y te lo voy a decir

una cosa natural,

que me has dejado la nariz

que no puedo respirar…

AyC: ¿Si mañana le pilla el fin del mundo cómo le gustaría que acabase?

Tío Juan Rita: ¡Qué sea con una buena mujer al lado, con una fritá de tomate y conejo y trovando! (sonríe)

AyC: Un placer Don Juan ¡Qué gusto encontrar a personas como usted!

Tío Juan Rita: Muchas gracias, el placer es mío haber estado con ustedes.

DSC_2170

 AyC: La conversación con el Tío Juan Rita y Javier Andreo duró más de tres horas. Tres horas de sonrisas grabadas a fuego en nuestra memoria, tres horas lección de vida, de ilusión, de alegría, de sabiduría y de futuro…un lujo. ¡Ole usted Don Juan!

Entrevista: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Sáez.

, , , , , ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es