Al compás de David Lagos

David Lagos: “El artista no se puede poner límites, debe expresarse con total libertad”

 

Tras una larga y fructífera carrera, el cantaor jerezano presenta su tercer disco en solitario, autoeditado, en el que alea su voz con los sonidos electrónicos de “Artomático”, el saxofón contemporáneo de Juan Jiménez, y la guitarra de su hermano, Alfredo Lagos. El cante clásico y añejo suena actual, moderno, de hoy. Todo eso, y más, es “Hodierno”…

 

 

Por: @gmaldonadorufete – Periodista

Nacer en Jerez marca. Además, si naces en una familia con sello flamenco estás condenado a caer en las garras de lo jondo. Eso le ha pasado a David Lagos (Jerez de la Frontera, 1973). Flamenco de cuna y convicción, se ha tirado más de media vida cantando y viajando con los más grandes. Hoy, décadas después de vomitar su primer quejío, él es uno de ellos, de los grandes. Y lo es por conocimiento y osadía, lo es por atesorar una voz flamenca y versátil que ha cantado en euskera, francés o inglés, pero que sobre todo emociona…

ORIGEN

La portada de “Hodierno” es brutal. De unas manos llenas de fuerza que claman al cielo, brota la vida que se alimenta de una raíz basta, profunda y consistente que ha absorbido el maná del conocimiento de una casa muy flamenca: “Si hago memoria no recuerdo nada en mi vida sin el flamenco por medio. Este arte ha sido parte de mi vida desde que tengo uso de razón. Nací en una familia donde el flamenco se vivía en fiestas y reuniones. En casa se escuchaban cintas de cantaores antiguos, la cinta de las carillas, que traían en una cara un cantaor y en la otra, otro. Ha sido todo un proceso natural y a ello se le une haber nacido en Jerez. Todo ha ido cuadrando poco a poco y de pronto un día me vi cantando profesionalmente”. 

Hablábamos al inicio del sello jerezano y su importancia, ya que, si por las mismas calles que uno vio la luz, antes transitaron artistas de la talla de D. Antonio Chacón, La Serneta, La Paquera, Fernando Terremoto o El Torta… imagínense los mimbres. Pero para David Lagos una de las figuras más influyentes fue su tío materno, Aguilar de Jerez: “A través de mi tío recorrí las peñas y circuitos flamencos de acompañante y un poco más adelante, tras finalizar el servicio militar, comenzaron a llamarme para contratarme. En uno de mis primeros viajes a Japón, en el Tablao El Flamenco, en el que estuve trabajando una buena temporada, me planteé que aun no estaba preparado para afrontar un repertorio amplio de estilos y cantes. Allí, con el maletón de discos que me acompañaba siempre, comencé a estudiar y pulir mi repertorio. A la vuelta de aquel viaje di varias vueltas al mundo con Cristina Hoyos y ya comenzó a conocerme más la gente”.

En su segundo disco “Mi retoque al cante jerezano” hay una guajira líndisima en la que canta al día a día de un artista, a su vida…

Es la vida del artista,

continuo padecimiento que vivimos con tormento

y al parecer divertido,

lo pasamos distraído por que vivimos cantando,

muchos ignoran pensando

que nuestra desdicha canta,

que cuando la boca canta

está el corazón llorando

Ante lo que afirma David: “En la carrera de cualquier artista hay muchos momentos de cansancio y dudas. Cuando acabo una obra, la presento y la voy llevando por teatros o peñas es como si vaciara de nuevo la mochila que lleva uno encima y te quedas vacío, como que uno ya no es capaz de dar más. Además, durante las giras uno pasa muchos momentos de soledad y con tantas idas y venidas que ni sabes donde estás. Muchas veces te planteas si todo esto merece la pena pero luego te das cuenta que es lo que amas y a pesar de los altibajos sigues empujando porque el arte y expresarse a través del cante es una necesidad“.

LA “LÁMPARA MINERA”

Con una larga carrera en su haber, en el año 2014 David Lagos se alzó con un de los premios más importantes del mundo del flamenco, la “Lámpara Minera” en el Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión, obteniendo además cuatro primeros premios: “Parece que fue ayer y han pasado ya unos añitos. Ese concurso lo hice por amor y respeto a la tradición, pero además, es como que un artista necesita un premio de este calado para ser aceptado como un cantaor grande. También me apetecía tener el premio más importante del flamenco al menos a nivel mediático y que creía podía darte un buen empujón en la carrera. No lo hice tanto por el empujoncito sino por el amor y el respeto al flamenco que antes te decía. Me apetecía que quedase en mi memoria que un día me senté en ese mercado e hice los cantes de una manera clásica con todo el respeto a la tradición“.

“EL ESPEJO QUE ME MIRO” Y “MI RETOQUE AL CANTE JEREZANO”

A nivel individual, antes de “Hodierno“, la carrera discográfica de David Lagos está jalonada por dos trabajos en los que mira hacia dos ámbitos muy importantes en su vida: “El primer disco se lo dedico a mis pilares, a mis maestros en el cante y en la vida, mi mujer, mi familia y todos aquellos que han intervenido en mi carrera de alguna forma u otra y todo lo que para mi es importante. El segundo, “Mi retoque al cante jerezano“, se lo dedico a Jerez, mi tierra, y su cante que es de donde he bebido. Ambos llevan grabada mi personalidad y mi manera de ver las cosas, pero sabiendo que en ellos homenajeaba a mis fuentes, traté  de mantenerme todo lo posible fiel al clasicismo“.

En este momento David se enfrasca en la eterna disyuntiva de la pureza y la vanguardia que tantas luchas genera: “Yo creo que el cante no es ortodoxo ni heterodoxo, ni más ni menos puro. Considero que es un género que se puede interpretar de forma clásica y que por otro lado existe una forma flamenca de cantar y hacer las cosas. Estos conceptos se mezclan y a veces nos hacemos un lío. Yo al cantar intento que suene flamenco, sea flamenco clásico o no. No es casualidad que en mis dos primeros discos homenajee a mis raíces con cante clásico y que después de tantos años en esto me permita las licencias que mi libertad como cantaor me ofrece, siempre tratando que lo que haga suene flamenco“.

“HODIERNO”

En su tercer disco David Lagos vuela libre y trata de dar respuesta a sus inquietudes actuales: “He querido mezclar mi forma de ver el cante con soportes sonoros distintos“. Y damos fe que lo ha conseguido. En “Hodierno“, según la RAEPerteneciente o relativo al día de hoy o al tiempo presente“, el cante, con letras de Antonio Chacón, Enrique el Mellizo El Garrido, se alea con la música electrónica de Artomático, el saxofón contemporáneo de Juan Jiménez y la guitarra de Alfredo Lagos, entre otros, y de todo ello nace un disco potentísimo que en ocasiones te abruma y te angustia, en otras ofrece sosiego y sobre todo no te deja indiferente. Para el jerezano: “El concepto musical del disco va más allá de lo que yo hasta ahora había grabado. Cambia el soporte sonoro, pero David Lagos sigue haciendo el cante basado en el repertorio clásico. En el futuro ya veremos, pero de momento sigo basándome en esos palos y letras que me han acompañado en toda mi carrera. No he buscado nada comercial, de echo creo que a nivel de cante es el disco más clásico que tengo. Ha sido un trabajo arduo de dos años. Nada es por casualidad“.

Defiende vehemente su trabajo aunque reconoce que el ensamble de formas distintas de ver la música y el flamenco no ha sido sencillo: “La idea era buscar un sonido distinto a cada tema del disco y que cada músico impusiera su sello en ellos a nivel individual y colectivo. Luego, claro, la unión de todo ello para que el disco suene uniforme ha sido una labor un poco difícil. La idea era dar libertad a cuatro visiones distintas de hacer música, hacerlas convivir y que al escucharlo haya un concepto musical tratado de forma exhaustiva: la unión de letras, voz y máquina forzando mi cante cuando el mensaje lo exija, el sosiego de la guitarra…”.

Hodierno” se compone de nueve canciones en las que se puede escuchar desde un romance, pasando por la caña, mariana, tangos o pregones, entre otros. Tiene varias pistas de gran intensidad y carga emocional como son la malagueña “Hodierno” o la liviana “El desalivio” con momentos de éxtasis que producen inquietud al escucharlas y son un claro ejemplo de lo que expresan las palabras de David Lagos: “La liviana me la llevo a tonos muy altos en la guitarra, como una seguiriya, para exigirme vocalmente. En ese cante trato de hacer lo contratrio a su espíritu, que es aliviado. Tras la explosión del cante y cuando lo he dado todo llegamos a un remanso de paz, un momento de reflexión y volvemos a tonos bajos. En la malagueña “Hodierno” la máquina también me lleva al límite vocal y luego bajamos a un estado de relax y aceptación del dolor, como una manera de jugar con los estados anímicos. Buscábamos generar sensaciones extremas con el cante y la música. El cante es un estado anímico, un estado del alma y mi manera de expresarlo es esa“.

Se me apareció la muerte

pensé en olviarte

se me apareció la muerte

como la vida es tan amable

volví de nuevo a quererte

Los temas de actualidad también tiene su hueco en “Hodierno” con el “Pregón del miedo” donde David realiza una crítica a nuestra sociedad: “Creo que el mundo del arte debe tener el compromiso de denunciar los aspectos que nos afectan como colectividad. El espíritu de un pregón es totalmente opuesto a lo que hemos hecho nosotros. Hemos utilizado ese espíritu para reivindicar lo que está pasando hoy en día y que es el uso del miedo como arma manipuladora. Nos van vendiendo miedo y nosotros lo compramos. Nos asustan y luego se presentan en forma de salvadores. Yo me siento manipulado por muchas cosas, por las injusticias, por Internet y la desinformación tan grande que hay en esta era de la información. Hemos querido cerrar con ese mensaje de compromiso ya que las letras del flamenco tienen mucho de ello“.

Sin duda, “Hodierno” tiene la esencia y el eco de Enrique Morente, uno de los referentes para el cantaor jerezano: “Me halaga que me relacionen con el maestroDe todo lo que Enrique nos dejó y que nunca me gustaría perder es la libertad y la falta de complejos a la hora de hacer algo. Como te decía antes, a un flamenco, aunque no esté haciendo flamenco su cante siempre le va a sonar flamenco. Enrique nos transmitió que si tú eres flamenco y tu mensaje también lo es, lo tienes que defender sin complejos“. David Lagos se ubica definitivamente con este trabajo dentro de una corriente de artistas que están creando, dando a luz y sacando al flamenco de sus formas más hieráticas: Israel Galván, Rocío Márquez o Niño de Elche, cada uno  de ellos a su forma y modo, son una buena prueba de ello. Concluye esta parte de nuestra charla refiriéndose a que “El artista no se puede poner límites, debe expresarse con total libertad y el público tiene todo el derecho del mundo de decidir si algo le gusta o no“.

LA CRÍTICA

En relación a esa tendencia renovadora en el flamenco, está el mundo de la crítica y el llamado purismo que no siempre reconoce las idas y venidas de artistas que circundan este arte centenario. Jerez, como cuna, se siente responsable de mantener y perpetuar la ortodoxia, y Jerez que vio nacer a David Lagos tiene mucho que decir de su “Hodierno“: “Con la iglesia hemos topado (sonríe). En Jerez, al margen de gustos personales, se me tiene como un gran aficionado y se me respeta. Con todo el trabajo y experiencia que llevo a mis espaldas ya saben que soy un hombre que ama el flamenco, que ama lo clásico y que ama lo que suena flamenco. Ya he escuchado comentarios sobre el disco, si esto suena bien, si aquello me gusta más que lo otro… Sé que para Jerez un disco de este tipo no es plato de buen gusto, ya que su visión del cante es muy arcaica, pero como te he dicho me siento muy querido y valorado en mi tierra. Bendita tierra“.

FUTURO

El futuro es hoy y su hoy más inmediato, “Hodierno“, comenzó en la Bienal de Sevilla de 2018 donde lo pudo mostrar antes de ser disco y recibir las primeras críticas y aplausos: “Al estrenarlo en la Bienal tuvimos la oportunidad de ver como sonaba y pulir muchos detalles, así que tuvo un buen comienzo en un evento tan importante. Su siguiente paso fue en el Festival de Nimes, y de nuevo, recibimos buenas vibraciones. Seguimos trabajando para llevarlo allá donde podamos y que “Hodierno” tenga un largo recorrido”.

Que así sea y que esta autoproducción la veamos pronto donde debe estar, en grandes espacios escénicos y elevando el flamenco a otras esferas. ¡Suerte David y larga vida a “Hodierno“!

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es