La raíz en el Festival Flamenco de Almería

 Tras ese huracán llamado Miguel Poveda que asoló el pasado lunes la primera noche del 49 Festival Flamenco de Almería volvió la calma a la Plaza Vieja de la capital andaluza. Con la luna como testigo silencioso, La Macanita, José Menese y Antonio Reyes ofrecieron un recital en el que la raíz y tres formas distintas de entender el flamenco corretearon por entre las butacas del espacio escénico almeriense.

Abrió la noche Tomasa Guerrero Carrasco La Macanita quien nos llevó durante su actuación por toná, taranto, tientos-tangos, soleá, seguiriyas y bulerías demostrando la jerezana el arte que lleva dentro y que fue regalando al público asistente a lo largo de la noche. Acompañada por Manuel Valencia al toque y las palmas y jaleos de Chicharito y Macano fue la cantaora de menos a más en la hora que estuvo sobre las tablas del Festival Flamenco de Almería llegando al punto más álgido con esas bulerías jerezanas en las que arrojó por arrobas su raza desde el escenario y que arrebataron al más sentao del público almeriense. Un gran inicio para una noche que prometía ponerse farruca.

Macanita-1-4

Macanita-1-2

Un grande, José Menese, cogió el testigo de La Macanita en la segunda noche del Festival Flamenco de Almería para ofrecernos un recital en el que meció su cante por toná, taranta, tientos tangos, soleá, bulería para cerrar su actuación por seguiriya. Actuación en la que, acompañado por la flamenquísima guitarra de Antonio Carrión, ofreció píldoras de su sabiduría y flamencura sin el brío de otros tiempos pero con el poso del conocimiento. Un buen José Menese ante el público de Almería que agradeció al de la Puebla de Cazalla su entrega en el escenario.

Menese-1-2

Menese-1

 Antonio Reyes fue el último en ofrecer su arte desde las tablas de la Plaza Vieja en esta gran velada del Festival Flamenco de Almería. Ofreció el cantaor un recital pausado y sutil, lleno de sentimiento y delicadeza con esa forma particular que posee de decir los cantes. Acompañado por Manuel Parrilla al toque y Los Mellis a las palmas y jaleos, nos llevó Antonio Reyes  en este último paseo de la noche por soleá, tangos, seguiriya, bulería  y fandangos naturales con los que el chiclanero dejó claro en Almería que el cante jondo y puro tiene su futuro asegurado. Excelente el cierre y así lo reconoció el público almeriense ofreciendo un cálido aplauso al cantaor de Chiclana.

AReyes-1

AReyes-1-3

, ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es