Comienza el LV Festival Internacional del Cante de las Minas

 Vuelven a temblar los pilares de la Catedral del Cante. Vuelve a recorrer sus tablas el duende flamenco. Vuelve a sentirse, en el interior del otrora mercado público de La Unión, el grito de la mina. El Festival Internacional del Cante de las Minas ha comenzado. Y lo hizo en la noche del pasado jueves seis de agosto de 2015 de la mano y voz de una grande, Estrella Morente. La hija de Enrique de Granada abrió el tarro de las esencias flamencas y la sensibilidad con el pregón que ofreció en el acto inaugural de la quinquésimo quinta edición del festival unionense.

Emocionado y sentido, apasionado, cercano. Espléndido fue el discurso de Estrella Morente ante el auditorio unionense en la noche del jueves. Recordó la cantaora a su padre; al hombre, Enrique, al genio, Morente, recordó su casa, la Casa de Morente. Recordó su niñez, sus primeros juegos y sus primeros cantes a los siete años, por Levante. Recordó el enorme vínculo del granadino a esta tierra, a los Cros, a los Fernández, a los Paredes, a los Piñana, quienes le hicieron sentir como en casa. Recordó los intentos de un joven Morente por lograr la Lámpara Minera, recordó como años más tarde ese mismo hombre que no pudo lograr el cetro unionense emocionaba a las gentes de esta  bendita tierra con su cante. Recordó el sabor y el aroma que de esta tierra le mostró su padre. Y entre recuerdos y cantes nos regaló la primogénita de Enrique de Granada un bonito viaje por el vínculo inquebrantable que existe entre su casa, la Casa de Morente y la ciudad minera y flamenca de La Unión. Pero eso no fue todo. Tras la cerrada ovación que le regaló el público unionense, el duende flamenco continuó jugueteando por las tablas y el ambiente de la Catedral del Cante con la actuación de los cuatro vencedores en la pasada edición de uno de los festivales flamencos más importantes del mundo.

EMorente-1

Aún con la respiración contenida tras el pregón de Estrella Morente se inició la primera de las galas de esta nueva edición del Cante de las Minas. Los cuatro vencedores en cada una de las categorías del pasado año ofrecieron una pincelada de su arte a un público deseoso de ver flamenco, buen flamenco.

Abrió la gala el Filón 2014, sevillano de Utrera, Antonio Moreno acompañado al cante por Juan José Amador ofreció un virtuoso recital por marimba en el que a compás con las palmas y la voz del cantaor nos ofrecieron, soleá, taranta y abandolao, la soleá de mis pesares y una rítmica percusión corporal por bulerías muy aplaudida por el publico unionense.

AMoreno-1

David Lagos, Lámpara Minera 2014, jerezano (que luego no digan) llegó a La Unión acompañado al toque por la guitarra flamenca de su hermano, Alfredo Lagos y con ganas de regalar al pueblo todo aquello que se quedó dentro en el concurso del pasado año y que en esta gala inaugural derramó por arrobas en las tablas de la Catedral del Cante. Por tientos tangos comenzó su intervención para posteriormente rendirse a los Cantes de Levante que dedicó a Pepe Cros y Rosendo Fernández, personajes importantes en su lucha por la Lámpara Minera. Minera y cartagenera fueron sus paradas. Y quiso detenerse, detenernos, a posteriori, por seguiriya y mecer el cante, un cante sentido y jondo en su especialísima voz. Cerró David Lagos su vuelta a La Unión por su tierra, que es Cádiz, que es Jerez. Cerró por alegrías, por unos cantes festeros que susurró en los primeros lances de su cante, que arrebató en su remate para dejarnos con ganas de más…de más David Lagos.

DLagos-1-2

Andábamos en el ecuador de la noche cuando apareció el Bordón Minero 2014 sobre el escenario para mantener la revolución en el antiguo mercado público de La Unión. Joven, virtuoso y con magia en sus  manos, en su sonanta. José Tomás Jiménez Villalta arrancó por taranta en un solo que estremeció la sala. Continuó, acompañado por Javier Rabadán a la percusión, y Alberto Romero y Víctor Gutiérrez a las palmas, por alegrías para seguir y cerrar por fiesta, por bulerías que volvieron a dejar al respetable con ganas de más. ¡Qué bonito tu toque José Tomás!

JTomás-1

Y si de revolución hablamos, revolución fue la que regaló Juan Antonio Fernández Montoya Barullo a la Catedral del Cante. Un Barullo quien, con su baile elegante y gitano, cerró la primera gala de esta nueva edición del Festival Internacional del Cante de las Minas. Taranto, tangos y bulerías conformaron su actuación para una vez más dejarnos con la miel en los labios y con ganas de más flamenco, pero eso mañana, hoy para el lector. Estrella Morente e Israel Galván nos esperan. ¡Viva La Unión!

Barullo-1

, ,
error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es