Bonito recuerdo "Eterno Camarón"

Mar
22
 Cerró con notable éxito el espectáculo Eterno Camarón la Cumbre Flamenca de Murcia, cumbre que nos ha traído cuatro noches de buen Flamenco, excelente en algunos casos, además de diversas actividades en las que el cante jondo ha sido el total protagonista cultural de nuestra ciudad. No era fácil realizar una obra en homenaje al genio Camarón de la Isla, más difícil aun estando su hija, Gema Monge en el elenco de artistas participantes. Y dieron la cara. A pesar de algún desajuste escénico y fallo de sonido, Eterno Camarón gustó en Murcia. Tal es el asunto que el público al final de la gala pedía “otra, otra y otra” en la obra coregrafiada por Javier Latorre y con la dirección musical de Eduardo Trassierra. Se quiere, se echa de menos al cantaor gaditano y esta obra ofrece un honroso recuerdo al genio, al marido y al padre, José Monge Cruz, Camarón de la Isla.
  Comenzó el espectáculo con Gema Monge arrodillada sobre las tablas del Romea y bajo la luna gaditana, esa que tantas noches fuera cómplice de la pluma de su padre. Pluma de la que brotaron letras que la hija de Camarón fue desgranando y recitando a lo largo del espectáculo en el que se interpretaron diversos temas de la amplia y exitosa carrera del de La Isla de San Fernando. “Por más que busco no encuentro la voz rasgá de mi papa” recitó Gema emocionada . Tras ella llegó la Nana del caballo grande en la voz rasgada y potente de Pedro el Granaino quien magistralmente pone la voz al de La Isla de San Fernando en Eterno Camarón
Y bajo esa misma luna que alumbrara a la antigua Gadir continuó la noche por Alegrías, la Bahía de Cádiz a la que Eduardo Guerrero bailó elegante y potente. Enorme el gaditano quién compartió escena y mudanzas con Mercedes de Córdoba. Yunque, clavos y alcayatas por Bulerías fue la siguiente parada antes de volver a romperse la voz el Granaino por Martinete-Seguiriya con Las doce acaban de dar. Por Sevillanas Eduardo y Mercedes, Mercedes y Eduardo acompasaron y cimbraron sus cuerpos, ocupando con ellos las tablas del Romea y nuestras emociones. Bonito su abrazo final y su lento caminar saliendo de escena. ¡Ole ustedes!
La leyenda del tiempo llegó en el ecuador de Eterno Camarón. Mítica esta bulería, recordada y jaleada allá donde es interpretada. Aguerrida en la voz de Pedro el Granaino quien junto a Eduardo Guerrero lleva un importante peso en el espectáculo. Recitaba Gema Monge las palabras de su padre entre palo y palo, intensas y emocionadas. Llegó otro tema inolvidable el Romance del amargo o 25 de junio encarando el final de la noche. Preciosa Soleá por Bulería en la que Eduardo Guerrero volvió a emocionar con su arte y la enorme dimensión de su baile. 
 De nuevo nos fuimos por fiesta con la bulería Gitana te quiero y el baile de Guerrero. ¡Ole tu Eduardo! Por Taranto rematado con La Tarara de otro maestro, nuestro Federico García Lorca y el baile de Mercedes de Córdoba fuimos agotando nuestro tiempo junto a la esencia de Camarón de la Isla. Cerrándose a posteriori la noche con Volando voy en la que el recuerdo al genio nos embargó a los presentes. Con ganas de más y con Soy gitano de fondo se despidió la compañía de Murcia, ciudad que brindó una cálida despedida a Eterno Camarón que sigue su gira por el territorio nacional. Nuestra vecina Elche su próxima parada. ¡Gracias y suerte!
, , , ,

Deja un comentario

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es