La Unión es mucha Unión

 Tras haber finalizado el Festival Internacional del Cante de las Minas, en los mentideros flamencos se sigue hablando de esta o aquella gala, de lo merecido de la Lámpara Minera o de si La Unión y su concurso morirán en pocos años. ¡Qué manía con matar al Cante de las Minas! Opiniones hay para todos los gustos y nosotros por supuesto tenemos la nuestra.

Nos ha encantado que la mujer haya sido la protagonista en la mayoría de las noches: Mayte, Rocío, Argentina, Manuela, Lole…muchos nombres femeninos que además nos han regalado noches de enjundia, conocimiento y emoción. Pero ¡los hombres no le fueron a la zaga! Jesús Méndez presentó en La Unión sus jondas credenciales, así como Juan Pinilla que llegó de tapadillo para ofrecer un gran recital de cante clásico. Paco Montalvo gustó en la Catedral del Cante a su legión de fans, pero para nosotros aún le falta profundidad, espontaneidad, magia. Todo está muy medido. El espectáculo Aquel Silverio puso el punto final a las galas con una bonita muestra de cante y baile antiguos aleado con las formas actuales.

En el debe del festival apuntamos algunos problemas de sonido en varias galas, alguna de ellas también demasiado corta o las luchas feudales entre clanes para atacar a un evento que se merece el apoyo desde todos los ámbitos de la ciudad para seguir siendo grande. ¡Ah! El público, la gente de La Unión y visitantes. Se os echa de menos en las calles, charlando, criticando, cantando, bailando…

Aquí van las notas de Al aire y a compás:

MATRÍCULA DE HONOR.

Mayte Martín. Su recital en la noche del 7 de agosto es de los que se recordarán durante mucho tiempo. Sensibilidad y emoción a partes iguales en un recital de corte clásico donde nos llevó por Granada, se detuvo en la tierra, nos paseó por Huelva o nos derritió por soleá, entre otros vericuetos flamencos. Una maravilla.

DSC_6978

SOBRESALIENTE.

Rocío Márquez. Exquisita la onubense. Ofreció un paseo entre lo viejo y lo nuevo. Aleó letras y cantes clásicos dotándolos aires contemporáneos con su voz, ese metal dulce y elegante que atesora. Un gustazo de noche con la guitarra excelsa de Miguel Ángel Cortés y el compás y coros de Los Mellis.

DSC_6135

Alfredo Tejada. Vencedor con solvencia de la Lámpara Minera y cuatro primeros premios en el festival unionense: minera, cartagenera, soleá y farruca. Cantaor largo al que se le abre un horizonte mas amplio aún del que ya tenía frente a él antes de haber conseguido el cetro unionense. Seguirá dando que hablar.

DSC_8119

NOTABLE.

Dos damas, dos mitos. Manuela Carrasco y Lole Montoya. Un solo desplante tuyo bastará para sanarnos Manuela. Jondura y fuerza concentradas en sus gestos, su mirada. Una master class para los aspirantes al Desplante en la Catedral del Cante en los años venideros. Breve, sí. Emoción y nostalgia con Lole. Sin estridencias ni grandes alardes sonaron en el antiguo Mercado Público temas que son himnos, nuestra banda sonora vital. Ante ello hay que rendirse, sin duda.

DSC_6202

DSC_6702

APROBADO.

El jurado. Siempre discutible su fallo, en esta  ocasión la Lámpara Minera estuvo muy bien otorgada. Podríamos discutir sobre el Bordón o el Desplante, meros matices. Bonita la pelea por el Filón y bonitas ambas propuestas si bien la de Sergio de Lope destilaba mas flamencura. Aprobado el jurado unionense.

IMG-20170813-WA0076-640x360

SUSPENSO.

Guerras feudales. La política, siempre la política. La vieja y la nueva, los de antes o los de ahora. Feo, muy feo, verter acusaciones por las RRSS en pleno festival. Feo, muy feo, si han existido irregularidades desde la gestión del evento unionense. Las redes sociales no están para atacar y desprestigiar, para ello creemos que hay otros cauces. Esto no hace nada mas que manchar la imagen de uno de los eventos flamencos mas importantes del mundo.

ARTISTA REVELACIÓN.

Juan Pinilla. No es nuevo por estos lares, ni un recién llegado como para ser artista revelación in stricto sensu. Ganó la Lámpara Minera en 2007. Acudía como artista invitado y creemos que fue lo mejor de la noche del 5 de agosto. Conocimiento, didáctica y jondura la propuesta de Juan Pinilla quien compartió cartel con el mediático Paco Montalvo.¿O fue el artista rebelado?

CanteMinas (1 de 1)

GANAS DE MAS.

El ambiente. Me cuentan los más viejos del lugar, y los no tanto, que hace unos años el ambiente en el Cante de las Minas era distinto. Se vivían las galas y se vivía la calle. Hoy pocos somos los que seguimos de tertulia tras la correspondiente jornada. Se crea también magia en esas horas muertas, al abrigo de la noche unionense, y se crean lazos de amistad a la vera del flamenco. Lo que apenas queda son corros de gentes cantando y bailando celebrando la semana grande de esta ciudad minera y cantaora.

¿Y ustedes? ¿Qué opinan?