El futuro ya está aquí

 La Asociación Cultural El Malacate Flamenco volvió a regalar a sus socios y aficionados una noche de enjundia con la gala que Israel Fernández y Carlos de Jacoba ofrecieron en el incomparable marco del Teatro Circo Apolo de El Algar. Los dos jóvenes artistas, uno de Toledo, el otro de Motril, dejaron claro que esta bendita locura llamada flamenco tiene el futuro asegurado. Cante y toque clásico para gusto y gozo de la ortodoxia flamenca del Malacate.

Israel&Carlos (1 de 1)-5

Más de 100 años contemplan esta joya modernista que el domingo 12 de noviembre abrió sus puertas al Malacate y donde el flamenco resonó profundo. Tablas que pisara la histórica cupletista y cantaora flamenca de La UniónEmilia Benito, en aquellos años dorados de la minería en la comarca. Y de aquellas historias nacen estas nuevas…

Arrancó Israel en el Teatro Circo Apolo por cantiñas recordando a La Niña de los Peines. Comenzó despacito, templando esa voz de almíbar que atesora y con la que fue embriagando a los peñistas unionenses. Continuó por Levante, taranta, la de Pepe El Molinero en un alarde de conocimiento y buen gusto…

De Totana soy señores,

a Murcia voy por manzanas,

pero la mujer que quiero,

es del pueblo de Totana

y yo por su querer me muero.

Israel&Carlos (1 de 1)-4

Por bulerías por soleá se regocijó en cada uno de sus tercios aunque fue por tientos cuando nos hizo suyos. Pausa, sabor y emoción, acordándose de la letra de Rafael Pareja y con ecos morentianos.

Pensamiento tú me matas,

pensamiento tú me estás matando.,

tú me tiras al perder,

tú me traes a la memoria,

cositas que no poían ser.

Jondo prosiguió el toledano por seguiriyas, donde destacó el toque profundo de Carlos de Jacoba y quizá faltó sangre en el cante. Un cante que remontó y volvió a adueñarse del teatro algareño por bulerías con letras de este calado…

Toda la noche sin dormir,

sentaito en una silla,

acordándome de tí.

Israel&Carlos (1 de 1)-3

Por fandangos nos dejó el cantaor toledano tras ofrecer una noche de llena de conocimiento, cante pausado y profundo en el que la esencia de Camarón de la Isla, una de las fuentes de Israel, estuvo latente a su forma y modo. Señoras, señores, el futuro ya está aquí.

Israel&Carlos (1 de 1)-6

Redacción y fotografía: Gabriel Maldonado.