Dorantes derriba muros

 La Gran Fiesta por la Tolerancia, el “Murcia Tres Culturas, comenzó el pasado viernes en clave flamenca. David Peña Dorantes fue el encargado de abrir el festival frente a la Catedral de Murcia, testigo del paso de las civilizaciones árabe, judía y cristiana a lo largo de los siglos. El de Lebrija, acompañado por músicos de Francia, Marruecos, Palestina, Grecia o Túnez presentó “Un Mediterráneo sin muros” clamando por la unión y respeto entre pueblos y culturas. Y sí, Dorantes y Murcia clamaron contra esos muros pero ¿y los que tienen que derribarlos? ¿Y los que tienen que tender puentes hacia la dignidad y el futuro? ¿Dónde están? La música si sabemos donde estuvo, donde está…

El piano flamenco de Dorantes se fue fusionando a lo largo de la noche con sones de otras latitudes al ritmo de jazz, de música árabe o griega. Comenzó clásico con Ante el espejo, tema que cierra  su trabajo Sin Muros, Premio Nacional de la Crítica en el año 2013. Las primeras notas de su piano se vieron, sin embargo, enturbiadas por el grito No al Muro de Murcia que decenas de manifestantes aclamaron contra la construcción del AVE y su llegada en superficie a la ciudad del Segura. Tras el desconcierto inicial, la música continuó haciéndose dueña de la noche. No era para menos.

Marruecos y Palestina sonaron con fuerza con Sin muros. El violín de Faical Kourrich y la percusión de Youseef Ben Oud acompañaron a Dorantes en el inicio de este viaje por un Mediterráneo sin fronteras. En ese ir y venir de culturas, llegamos a Grecia. La bulería Cuatro leguas se impregnó del azul de su mar y de su cielo con el laud griego de Yannis Papaionnou. De Grecia a Francia caboteando, de puerto en puerto, saboreando la brisa mediterránea. Aliento, por seguirillas, se tornó trepidante a la vera del acordeón de David Venitucci para seguir con Sur esta vorágine de buen gusto, ya con el cante de la tunecina Abir Nasraoui.

El Orobroy de Dorantes ocupó la Plaza de los Apóstoles con toda su fuerza y delicadeza. Vellos de punta y más sensibilidad en este himno calé, celebrado por el público del Murcia Tres Culturas, en la voz de Abir. Más clasicismo y virtuosidad con Semblanzas de un río para ir cerrando este Mediterráneo sin muros construido entre Dorantes y Murcia. La Caravana de los Zincalis supuso el punto y final a esta travesía por la comunión y la sinergia entre gentes de distintos lugares pero con un mismo destino.

La música y Dorantes hablaron claro ¿y ustedes? ¿Dónde se ubican?

 

Redacción y fotografía: Gabriel Maldonado.

error: © Todas las imágenes y contenidos de la web son propiedad de alaireyacompas.es