Calma y arrebato con Jesús Guerrero en Alicante

 Miraba al cielo Jesús Guerrero, cerraba los ojos y de su guitarra salía gloria. Así comenzaba la tercera noche del Festival Flamenco Mediterráneo que la ciudad de Alicante está teniendo el lujo de acoger. Con el auspicio de la Fundación CajaMediterráneo y la dirección de Javier Serrano, la Ciudad de la Luz se embebió del arte del tocaor de la Isla de San Fernando y la noche se hizo magia. “Pondré el corazón y el alma para todos ustedes” clamaba, solemne y concentrado Jesús al inicio de su estreno como solista en Alicante.

DSC_0991

Y lo hizo. Ofreció un recital lleno de momentos especiales, viajando del intimismo al jaleo, del arrebato a la calma. Comenzó profundo, con Rafaela, por rondeña. Ya desde las primeras falsetas, Alicante fue consciente de lo que iba a vivir en esta apacible noche otoñal. Soleá, Entre la sombra y el alma para continuar jondo y sentío. Cerró por bulería, a la que se unieron sus compañeros de viaje: El Londro, Paco Vega, Manuel Sierra Chechu y Alberto Sellés. Esto era imparable…

DSC_1047

Tangos de la Guayabita con sabor a mar, a paseo libre por la playa, a tranquilidad, a bienestar…y Alicante seguía gozando. El cante rajao de El Londro se unió su toque que continuaba regalando energía positiva con Hurry. Y la tierra. Llegó el turno de la tierra. La Carraca, alegrías con las que el Aula de Cultura de la CAM se removía. Del buen rollo, al arrebato. Me valgo de mi saber, cantiña del contrabandista, las bombitas que tiran, bulerías de Cái con El Caray…derroche de arte, de sol y sal culminada con el baile clásico, elegante y potente de Alberto Sellés.

DSC_1104

A continuación realizábamos el viaje inverso. Volvíamos a la calma con El principio de todas las cosas y Anna Frank. Lloraba su guitarra y nos recogíamos a su vera, al abrigo del metal de El Londro

Sentenciao estoy a muerte

si me ven hablar contigo,

ya pueden los mataores

mare de mi corazón,

ya pueden los mataores

a prevenir los cuchillos“.

DSC_1101

Alberto Sellés se volvió a erigir protagonista de la noche con su baile. Zapateado, y de nuevo el público alicantino entregado al quinteto de artistas. Bonito Café Noir, rumba en la que la sonanta de Guerrero jugueteó con los ecos jazzísticos del bajo de Manuel Sierra y a la que la percu de Paco Vega, el compás de El Londro y Alberto Sellés dieron un matiz especial. Más gozo.

DSC_0985

Bulería, Calle del Carmen, para tratar de despedirse del Festival Flamenco Mediterráneo, que, con su aplauso eterno, fijó a los artistas a las tablas del Aula de Cultura. Tremenda ovación y bis, de nuevo por bulerías, con un Jesús Guerrero que miraba al cielo y sonreía al aire de Alicante. La siguiente cita el próximo viernes 10 de noviembre con 7 Balcones con el baile de Jesús Carmona.

DSC_1263

Redacción: Gabriel Maldonado.

Fotografía: José Miguel Cerezo Saéz.